jueves, 14 de diciembre de 2017

Vidas paralelas: el capitán Ahab (de Moby Dick) y el alcalde ACab (de Vigo).

   No he podido menos que sorprenderme (y preocuparme) al comprobar el paralelismo en las vidas de el capitán Ahab (personaje de la literatura universal creado por el escritor americano Herman Melville) y Abel Caballero (actual alcalde de Vigo, conocido como ACab en algunos refugios de las Rías Baixas...)

   Ahab era capitan de navío ballenero. Veterano de los mares, llevaba más de 40 años embarcado. Presumía de ser huérfano y de no tener amigos, viviendo para la caza de ballenas, por lo que casi no pisaba tierra firme.
   ACab también fue capitán de la marina mercante. Veterano en la política, con más de 40 años de dedicación. Presumía (y presume) de no depender de ningún partido político (ni del suyo, el PSOE), de vivir completamente dedicado a agradar al pueblo, y de no cogerse vacaciones nunca.

  Aháb había sufrido graves heridas en su primer encuentro con una ballena blanca, y se obsesionó con encontrarla y vengarse, para demostrar que él era superior.
   ACab había sufrido una escandalosa derrota política cuando se presentó como candidato socialista para presidir la Xunta de Galicia, en 1997, obteniendo los peores resultados de la historia (por detrás del BNG): y se obsesionó con volver a la política y aferrarse al poder y no perderlo nunca más.



El "trastorno de Ahab", mezcla de
obsesión, deseo de venganza y de
victoria, odio al enemigo...
causa una desconexión de
la realidad y una ceguera que
conduce a la autodestrucción Ver.
 Cuando encontró a la ballena, Ahab se transformó. Impuso un régimen tiránico a bordo de su barco, encaminado siempre y sólo a alcanzar a Moby Dick a cualquier coste para conseguir matarla. En el navío sólo se hacía lo que él ordenaba o permitía.
   Cuando consiguió ser alcalde, ACab se transformó. Empezó a gobernar Vigo de forma autoritaria, encaminado siempre y sólo a ganar aplausos y votos para conseguir ser reelegido en las siguientes elecciones. En la ciudad sólo se hacía lo que él ordenaba o permitía.

   Y así, Ahab descuidó las medidas básicas de prudencia y los cuidados mínimos de su barco y de sus marineros, a los que acallaba con su despótica autoridad y con la ley del silencio... incluso lanzó por la borda a alguno por atreverse a hablar de los errores que estaba cometiendo.
   Y así ACab descuidó el bien común de los vecinos y los cuidados mínimos que una ciudad requiere, acallando cualquier protesta, y comprando a los medios de comunicación para que nunca le criticaran... Incluso expulsó de su partido a alguno que se atrevió a denunciar sus irregularidades (como al ex alcalde Carlos Príncipe).

Abel Caballero, interpretado
por Gregory Peck,
rodeado de su equipo.
   Ahab presumía de ser el mejor capitán y de tener el mejor barco, y no quiso parar en puerto a reponer las averías estructurales de su navío, pues eso podía hacerle perder el rastro de la ballena. Y ordenó largar velas para adentrarse en la tempestad, condenando a muerte a su barco y a su tripulación, que comprobaba angustiada cómo el barco hacía agua. Ahab prohibió al cocinero decir que ya no quedaba comida para regresar, y siguió mintiendo a su tripulación negando cualquier problema, repartiendo ron y montando fiestas para entretenerlos. Prometió que pronto llegarían a un puerto paradisíaco donde descansarían, y siguió echando la culpa de todo lo que pudiera pasar a las inclemencias del tiempo y al estado de la mar. Y los marineros, por miedo, le sonreían cínicamente y le daban la razón.
   ACab presumía de ser el mejor alcalde y de tener la mejor ciudad, y no quiso resolver los verdaderos problemas de Vigo ni las necesidades sociales de los ciudadanos, despilfarrando cada vez más dinero en adornos, en asuntos superficiales y en concesiones a empresas amigas que le apoyaban en su obsesión por seguir ganado elecciones. Su ciudad entraba en franca decadencia, pero él distraía a los vecinos con fiestas y propaganda, asegurando que los que decían que el barco estaba mal y que iban a la muerte segura (metáfora sobre Vigo) eran unos traidores. Prometió una y otra vez que "su ciudad", donde según él todos le adoraban, volvería muy pronto a ser la gran ciudad que había sido, en todos los sentidos, sobre todo económica y culturalmente... Y siguió echando la culpa de todos los problemas (los que trascendían) a los políticos que no se inclinaban a su paso. Y los miembros de su partido, temerosos de su gran poder, no se atrevían a decirle la verdad, lo que todos pensaban...


¡Juro que seré Alcalde
de Vigo 20 años más!
   El final de Ahab fue dramático, al hundirse su barco y ser él mismo arrastrado al fondo del mar enredado en la cuerda del arpón que acababa de clavar en Moby Dick... En los últimos momentos de su vida seguía gritando sonriente que había vencido a la ballena, que era el mejor ballenero de todo el mundo...
   ¿Cuál será el final de ACab? ¿Hundirse con Vigo? ¿Escapar antes de que el barco se vaya a pique y seguir echando la culpa de todo a los demás? ¿Sabrán reaccionar a tiempo (cuanto antes mejor) los miembros de su tripulación para minimizar los efectos de su obsesión por mantenerse en el poder a toda costa? El final de la historia está por escribir.
Cuanto más suba su ego, más grande será la caída...

sábado, 9 de diciembre de 2017

Los musulmanes dicen que Jerusalén es santa porque Mahoma estuvo allí (y añaden que desde allí subió al cielo): pero eso no es verdad.

   Jerusalén es para los judíos el lugar de la construcción del primer templo de su fe, para los cristianos la ciudad donde Jesús desarrolló su misión, y para los musulmanes desde donde Mahoma ascendió al cielo: es una ciudad santa para las tres religiones.
   Los musulmanes basan en su libro sagrado, el Corán, sus pretensiones sobre Jerusalén: pero resulta que en realidad Jerusalén no aparece mencionada en el libro escrito por Mahoma ni una sola vez.

   El presidente de Estados Unidos de América acaba de reconocer a Jerusalén como capital del Estado de Israel. La Unión Europea no le apoya, y el mundo árabe ha protestado enérgicamente. No voy a entrar a discutir la conveniencia o no de esa medida, si es más o menos justa, legal o diplomática... Las opiniones son muy diversas... Pero quiero aportar al debate algo que creo que mucha gente no sabe (y se repite como si fuera verdad), y es lo siguiente: la afirmación de que Mahoma estuvo en Jerusalén y desde esa ciudad subió al cielo, es una mentira.

    Los musulmanes afirman que el sura o capítulo 17 del Corán contiene una alusión a Jerusalén cuando se refiere a "la mezquita más lejana". El texto del Corán dice así: "Infinito en Su gloria es Aquel que transportó a Su siervo en la noche de la Casa Inviolable de Adoración a la Casa Lejana de Adoración".
   Mahoma, que no viajó nunca fuera de Arabia, escribió en esa sura que fue llevado en sueños por Alá a una casa de adoración (esto es, una mezquita) lejana. El viaje no fue real, sino un sueño. Y además no hay pruebas sólidas de que la casa lejana citada sea Jerusalén. Probablemente el viaje onírico fue desde La Meca hasta Medina.
   En vida de Mahoma, Jerusalén era una ciudad cristiana del reino bizantino. No fue conquistada por los musulmanes hasta seis años después de la muerte del Profeta. En esa época, la ciudad sólo albergaba iglesias, y en el Monte del Templo se levantaba la iglesia bizantina de Santa María. Y un musulmán no puede adorar a Alá en una iglesia cristiana, por lo que difícilmente Mahoma rezó en una mezquita en la ciudad santa de Judíos y Cristianos.
   Cuando el Califa Omar tomó Jerusalén el año 638 no mostró especial interés por esa ciudad: se limitó a imponer tributo a sus habitantes, y acampó en los alrededores "para no mezclarse con gente extranjera". Los relatos árabes de la conquista de Jerusalén por el califa Omar tampoco identifican en ningún momento a esa ciudad con "la mezquita lejana" ni con ningún momento de la vida de Mahoma. 
   Más tarde, el año 685, Abd el-Malik se convirtió en el quinto califa de la familia Omeya, establecida en Damasco, y comenzó un periodo de disputas contra el Califa Ibn az-Zubayrque reinaba en Arabia. Abd el Malik decidió crear un lugar santo alternativo al santuario de la Meca, donde ejercitaba el poder su rival. (Ver). Y así construyó en Jerusalén primero la Cúpula de la Roca, afirmando que esa era la roca desde la cual Mahoma había salido volando en su ascensión al cielo junto con el ángel Gabriel (según leyendas escritas años después de la muerte del Profeta); y años después construyó la mezquita de Al-Aqsa ("mezquita lejana"), que fue terminada por su hijo Al-Walid el año 705, afirmando (falsamente, para dar prestigio político y religioso a la ciudad) que esa mezquita era la mencionada en el Corán en el sura 17, a la que había ido Mahoma en sueños en vida. Los musulmanes comenzaron entonces a llamar a Jerusalén "Al-Quds", la ciudad sagradaHasta hubo una iniciativa encaminada a desplazar la peregrinación (el hajj) de la Meca a Jerusalén (Ver).
   Resulta indudable que cuando Mahoma redactó el Corán, entre el 609 y 632 de la era común (o cristiana), al dictado del ángel Gabriel, no podía referirse a Jerusalén ni a esta mezquita de Al Aqsa, fundada tres generaciones después de su muerte.
   Por lo demás, Mahoma no manifestó nunca especial simpatía por Jerusalén. Cuando llegó a Medina aconsejó a sus seguidores que rezaran orientados en la misma dirección que lo hacían los judíos, tratando de atraer a los adoradores de Yahvé para que se convirtieran al Islam. Pero al ver que fracasaba su iniciativa, el 12 de febrero del año 624 Mahoma impuso la prohibición de rezar en esa dirección (hacia Siria, dice el Corán), indicándo a los creyentes que lo hicieran hacia La Meca (Ver).
   Queda claro que Jerusalén no fue para Mahoma, ni para los musulmanes que siguen las enseñanzas del Corán, un lugar sagrado. Los que afirman que Mahoma fue a Jerusalén y que desde allí ascendió al cielo se lo han inventado. Analizando la historia (Ver) se puede decir que Jerusalén ha tenido poco interés para los musulmanes, y cuando lo ha tenido ha sido por motivos políticos: para fundamentar la contracruzada en la baja edad media, y en la actualidad para sumar sentimientos religiosos (que como la mayoría de los sentimientos religiosos se transforman en fanatismo) en su oposición al reestablecimiento de los Judíos en su territorio originario.
   Es indudable que Jerusalén es la ciudad santa de los judíos, de manera similar a como La Meca lo es para los musulmanes. Son muchos los que defienden que los Judíos tienen derecho a disfrutar plenamente de su ciudad sagrada, y recuerdan que en La Meca tienen prohibida la entrada los no musulmanes...

   Como conclusión, creo que países como Israel y Palestina tienen derecho a vivir en paz, a tener reconocido su territorio y su plena autonomía e independencia, y a situar su capital en la ciudad de su territorio que ellos quieran.
   El actual conflicto tiene su origen en que las potencias internacionales y después la ONU no supieron desde el principio buscar una buena solución, ni controlaron después los abusos de ambas partes (especialmente del lado más fuerte, que es Israel).
   Con la ayuda de la ONU y de quien sea, ambos países deben llegar a un acuerdo racional y justo que fije definitivamente las fronteras e imponga la paz: para eso, los dos deben ceder.
   Pero en cualquier caso, ni los palestinos ni los árabes ni nadie puede alegar que Mahoma estuvo en Jerusalén y que por eso esa ciudad es santa y les pertenece, y por ese motivo no pueden renunciar a ella: todo eso es mentira.

   PD: Ver artículo relacionado: Resumen de la historia de Jerusalén.


viernes, 8 de diciembre de 2017

Resumen de la historia de la ciudad de Jerusalén.

   (Escribo este resumen como preludio a mi siguiente artículo sobre la pretendida estancia de Mahoma en Jerusalén: VER)


   Según algunos arqueólogos Jerusalén fue fundada por el reino Ugarit entre 1450 y 1180 antes de la Era Común (AEC) con el nombre de Ur-shalim (Ciudad Apacible). Según la Biblia Jerusalén y su Templo fueron construídos por el rey David y por su hijo Salomón diez siglos antes del nacimiento de Jesús. Según la tradición judía, el Templo estaba situado en el mismo lugar donde el patriarca Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac por orden de Dios. Jerusalén fue, desde el principio, la capital del Reino de Judá o de los Judíos. Según esa misma fuente, el año 587 AEC el Rey Nabucodonosor II arrasó Jerusalén y se llevó a la mayoría de sus habitantes a Babilonia, como esclavos. Unos 70 años después, Ciro II permitió a los judíos regresar a sus tierras y reconstruir Jerusalén.
   Cuando llegaron los Romanos y conquistaron todo el territorio, al principio convivieron con los Judíos: pero ante las revueltas de éstos tratando de liberarse de su dominio decidieron destruir el templo de Jerusalén (año 70 EC, en tiempos del emperador Tito) y dispersar a los judíos por todo el imperio (momento llamado "La Diáspora", fechada en tiempos del emperador Adriano, año 132).
   Hay historiadores que niegan la diáspora y toda la historia oficial (Ver), y que afirman que los judíos se expandieron pacíficamente por el norte de África y por las estepas del sur de Rusia, dando lugar a los judíos sefarditas (que tuvieron su esplendor en España) y a los judíos askenazies, que ocuparon el norte y centro de Europa.
   Los romanos rebautizaron la capital de Judea como Aelia Capitolina y llamaron al territorio Palestina, en referencia a los antiguos habitantes, filisteos. Con el auge del cristianismo y la peregrinación a Jerusalén de Santa Elena, la madre del emperador Constantino, se creó el Patriarcado de Jerusalén, dependiente del imperio romano oriental radicado en Constantinopla.
   El siglo VII los árabes musulmanes conquistan la ciudad santa, y probablemente debido a que Mahoma había incluido a varios patriarcas judíos (Abraham, Moisés, Jesús...) en el Corán, como profetas de Alá, y por otros intereses políticos la declararon ciudad santa de su religión, construyendo la Cúpula de la Roca, que según la tradición se situó sobre el antiguo templo de Salomón, y la mezquita de al-Aqsa. Pero Jerusalén se convirtió con el paso del tiempo en una ciudad pobre y ruinosa.
   El año 1099 los cruzados europeos cristianos reconquistan Jerusalén, restauran el Patriarcado y crean el reino de Jerusalén, que duró menos de 200 años y acabó siendo reconquistado por Saladino, sultán de Egipto y de Siria. En siglos sucesivos Jerusalén estuvo bajo la órbita musulmana y el poder político de los Turcos Otomanos, que tenían su capital en Estambul: la ciudad santa no tuvo en esa época mucha importancia política ni religiosa, siendo las principales urbes de la zona Damasco y Bagdad. En general se puede afirmar que los árabes nunca dieron importancia a Jerusalén, y solo la reinvindicaron como ciudad santa (encubriendo intereses políticos) cuando fue dominada por los cristianos (en las cruzadas) o por los israelitas (actualidad) (Ver).
   Tras la primera guerra mundial se disolvió el imperio Turco, y el Gobierno Británico ocupó Palestina como colonia o protectorado (año 1917). Los británicos apoyaban desde el principio las pretensiones de los judíos sionistasEl sionismo había comenzado a finales del siglo XIX como reacción contra el antisemitismo (hostilidad contra los judíos, promovida especialmente en los ámbitos cristianos integristas) y propugnaba la reunificación de todos los judíos dispersos por el mundo como una nación, y su regreso a Jesusalén: de hecho bastantes judíos comenzaron a regresar a Jerusalén en esos años. Gran Bretaña dividió el territorio Palestino en Transjordania al norte (actual Jordania) y una franja al sur que se pretendía convertir en tierra para los judíos.
   Tras el Holocausto (o Sohá) de la segunda guerra mundial, el sionismo ganó defensores. En 1946 Jordania (el norte de Palestina) se convirtió en un estado soberano e independiente, y en 1948 la ONU proclamó el Estado de Israel, concediendo a los judíos parte de Jerusalén y territorios aledaños para que se instalaran. Era evidente que para eso tenían que expulsar de sus tierras a muchos árabes palestinos, herederos del imperio turco y que políticamente pertenecían al protectorado británico. Los judíos comenzaron a controlar la zona y a expandirse sobremanera, y surgió el previsible conflicto bélico entre Israel y los palestinos y jordanos (que controlaban Jerusalén), apoyados por los países árabes del entorno. Pese a los muchos intentos de lograr la paz, se puede decir que la guerra ha seguido activa hasta nuestros días, y continua, y ha causado demasiadas muertes y sufrimiento, con 5 millones de palestinos viviendo en campos de refugiados...
   Actualmente la ciudad de Jerusalén está dividida en Este y Oeste (desde el armisticio de 1949, que puso fin a la primera guerra). Según el llamado Estatuto de Jerusalén, la parte oriental, que incluye la Ciudad Vieja, pertenece a los palestinos, y la occidental, a Israel. No obstante, la primera está ocupada desde 1967 por los israelíes, que se la anexionaron en 1980. Los países árabes exigen la devolución de muchos territorios ocupados irregularmente, el reconocimiento de pleno derecho del Estado de Palestina.
   Me ha llamado la atención saber que en los estatutos de la OLP, Organización para la Liberación de Palestina (1964), considerados la carta fundacional de Palestina, no se menciona a Jersusalén (Ver).

martes, 5 de diciembre de 2017

En la Asamblea de la parroquia de Zamáns se plantea un referéndum para irse de Vigo y unirse a Mos o a O Porriño. Donde se demuestra también el miedo que la gente tiene en Vigo a protestar contra las injusticias cuando el que las comete es el todopoderoso Alcalde.

   Este domingo los vecinos de Zamanes (galleguizado a Zamáns) se reunieron para celebrar asamblea de la Comunidad de Montes. Zamáns es la parroquia más rural de Vigo, la más alejada del centro de la Ciudad. Varios vecinos manifestaron su convencimiento de que el Concello les trata (nos trata) como a ciudadanos de segunda clase, poniendo ejemplos concretos de falta de infraestructuras y de servicios.
   Un vecino recordó que Zamanes en el siglo XIX formaba parte del Concello y partido judicial de Porriño, y que eclesiásticamente es la única parroquia de la mayor urbe gallega que no pertenece al arciprestazgo de Vigo, sino que forma parte del de Louriña (Mos y O Porriño), y planteó que quizá sería mejor para los vecinos abandonar Vigo y unirse a uno de esos dos Concellos, para lo que propuso, medio en serio medio en broma, realizar un referéndum para independizarse y segregarse de Vigo. Un miembro de la Junta respondió que si hacían eso al Alcalde aplicaría el artículo 155.

Foto de uno de los molinos del río Zamáns,
antes del embalse.
   Entre los datos que la Junta Directiva ofreció a los comuneros destaca que la superficie de bosque que ardió en los incendios del pasado mes de octubre fue de 103 hectáreas, de las cuales 69 eran arbóreas, lo que supone un perjuicio económico estimado en 472.000 euros. Se propuso mantener más limpios los montes y los cortafuegos, y estudiar la creación de equipos de voluntarios para actuar en caso de incendio.
 
   Uno de los puntos que más debate suscitó fue la negativa del Concello de Vigo a colaborar económicamente en la construcción de un Pabellón Multiusos, que se hará con dinero de la Comunidad de Montes. Varios comuneros protestaron vivamente por la discriminación que supone el trato que hace el Concello a esa parroquia (pues en otras parroquias ha pagado todos o parte de esos gastos, ver ejemplo), y una respuesta que dio uno de los miembros de la Junta Directiva fue que como en Zamáns son pocos vecinos, el peso de sus votos es un porcentaje no significativo, y por esa razón a los políticos del Concello les da igual atender o no sus necesidades.
Mapa de las parroquias de Vigo.
Abajo aparece Zamáns en verde.
   Se propuso en la Asamblea hacer una protesta formal contra el Alcalde, recordando alguien que se había gastado un millón de euros en iluminar el centro de Vigo por Navidad, pero no quería colaborar en mejorar las condiciones de vida de los vecinos de la parroquia invirtiendo en ella.
   Sin embargo la Junta Directiva se negó a votar la propuesta de hacer un comunicado de prensa de protesta, apelando a la diplomacia, lo que algunos interpretaron como miedo a sufrir represalias. La directiva abogó a favor del Concello recordando que este año el Ayuntamiento había hecho efectivo el pago de un millón de euros que debían desde hacía años a la Mancomunidad de Zamáns. Pero los asamblearios respondieron que ese dinero era de la Comunidad: que no había que darle las gracias al Concello por pagar lo que debían, y que además para conseguir que lo pagaran la Mancomunidad había tenido que iniciar un procedimiento judicial y gastar ocho mil euros en abogados.

Arziprestazgos de la diócesis de Tui Vigo.
En rojo el de Louriña, que incluye a Mos, a OPorriño y a Zamans.
 

Incluso el dialecto gallego que se habla en Zamáns es de una variedad
o subárea de la zona del Miño, y nos emparenta con el valle del Louro,
Mos y Tui (en marrón, abajo a la izquierda) REF
   
   Y aquí termina la crónica de un comunero de Zamáns.
 

viernes, 1 de diciembre de 2017

El presidente del Club Celta de Vigo acusa al Alcalde de faltar a la verdad sobre las obras de Balaídos.

   Carlos Mouriño declaró estos días en la Asamblea de su Club: "No quiero insistir mucho en este tema, pero hay una cosa que quiero decir. Es falso que nos hayamos gastado solo 900.00 euros en Balaídos como se dice y se repite con la intención de que la gente se crea que es cierto. Pero una mentira repetida muchas veces no se convierte en verdad..."

 La acusación de mentiroso iba dirigida al alcalde Abel Caballero, quien había criticado días antes al Club Celeste afirmando que sólo habían invertido esa cantidad (VER). Mouriño no aguantó mas, y sus palabras las publicó este martes el diario Faro de Vigo (VER) a pesar de que según parece el Alcalde ha prohibido a los periódicos locales publicar críticas a su gestión o hablar de sus mentiras y de sus promesas incumplidas.

   No es la primera vez que el alcalde miente sobre Balaídos. Cuando el pasado mes de febrero se tuvo que suspender el partido Celta - Real Madrid al causar un temporal problemas en la cubierta de la grada de Río, el alcalde dijo primero que no existía ningún informe (hecho en 2013) sobre desperfectos causantes de riesgo en esa zona del estadio, y después reconoció que sí lo había (VER), quedando en evidencia (además de que no decía la verdad) la desidia y falta de previsión del Concello, que conociendo que había problemas en la estructura (que son de su competencia) no habían hecho nada por arreglarlo (VER). La prensa y los aficionados del Real Madrid se enfurecieron con nuestro Alcalde con motivo de aquel affaire, y le criticaron mucho: el club blanco emitió un comunicado diciendo que "las afirmaciones del alcalde de Vigo son rotundamente falsas(VER).
   El alcalde garantizó después que las obras de reforma no impedirían al Celta comenzar la liga jugando en Balaidos, disponiendo de esa grada ya reformada. Efectivamente la liga comenzó el 20 de agosto, pudiendo usarse esa grada aunque sin su cubierta y en obras. Pero el 20 de octubre se tuvo que cerrar la grada de Río y 8.000 espectadores abonados no pudieron presenciar el Celta - Atlético de Madrid (VER) por problemas en la construcción que generaban inseguridad (Ver).
   El 10 de agosto Caballero dijo que la grada de Río estaría acabada el 31 de diciembre, afirmando que se estaban cumpliendo los plazos de la obra. Políticos de la oposición de Vigo le contestaron: "Nos parece una tomadura de pelo, un insulto a la inteligencia y una gran mentira escuchar decir que la obra se ajusta a los plazos previstos" (VER).
   El pasado día 7 de noviembre Abel Caballero comunicó que la terminación de la grada de Río sería en febrero de 2018... Y en esa comparecencia (según publicó Faro de Vigo, VER) afirmó: "Mañana o pasado voy a hacer público un calendario de las obras". No cumplió su palabra.

   No estoy criticando las exageraciones en las que falta a la verdad del Alcalde de Vigo, como decir que la reforma de Balaidos "es la mayor obra en un estadio en Europa" (VER), o que "Balaídos será el Guggenheim del fútbol" (VER), sino sus muchas mentiras (VER). Me averguenza tener un alcalde que miente tanto.

   Un aplauso esta vez a Faro de Vigo, que no ha ocultado la verdad. Y bien por Mouriño, que es de los pocos personajes de esta Ciudad que no tiene miedo de plantar cara a Abel Caballero, de decirle al rey que está desnudo, o que miente... Y además algunas veces los medios de comunicación se hacen eco...

jueves, 16 de noviembre de 2017

¿Puede un abogado mentir a los jueces para que condenen a un inocente? (En referencia a mi caso).

   Hace poco tuve la oportunidad de hablar con un experto en asuntos judiciales, y le pregunté si es legal que un abogado que presenta una denuncia contra un ciudadano pueda mentir en sus declaraciones, en sus preguntas en sala, en los escritos que dirige al juez..., para tratar de conseguir que ese ciudadano sea condenado.
   Me contestó que en principio sí podía mentir, pero que no veía posible o fácil que lo hiciera, porque las pruebas suelen ser muy claras, y si se va contra ellas se queda en evidencia. Le conté mi caso y todas las mentiras y calumnias que el abogado Alfonso Iglesias había dicho contra mí, y quedó asombrado. Me dijo que todo eso debía saberse.
   Voy a empezar centrándome en un ejemplo que lo deja muy claro.
   Mi abogado defensor Manuel Carpintero planteó en el recurso de apelación que, según los hechos probados, la aparición de la isquemia (falta de llegada de sangre al pie) y la consiguiente amputación de la pierna se podían y se debían achacar a las actuaciones del Dr. Lores, el cirujano vascular que fue quien realmente realizó la amputación (echándome a mí la culpa de ese lamentable resultado).
    Pues bien: el abogado Alfonso Iglesias respondió a esa proposición (en la pagina 17 del escrito de oposición que dirigió a la Audiencia Provincial de Pontevedra en junio) faltando a la verdad, pretendiendo engañar a los jueces, al afirmar que la juez de lo penal, en su sentencia, “procedió a efectuar un análisis.. de la actuación médico-quirúrgica llevada a cabo por el Servicio de Cirugía Vascular de Povisa y concluye que la misma ha sido -simple y llanamente- IMPECABLE”. (Se refiere a las actuaciones del Dr. Lores en el Hospital donde trabajaba, y donde se realizó la amputación dos días después de que la paciente fuera trasladada desde mi Hospital).
   Ese calificativo que emplea el Sr. Iglesias y pone en boca de la juez, “IMPECABLE” (y además lo pone en mayúsculas), es algo que se inventa, pues no aparece ni en mayúsculas ni en minúsculas, ni aplicado a la actuación del Dr. Lores ni en ningún sitio de la sentenciaProbablemente el Sr. Iglesias confía en que los jueces de la Audiencia Provincial le crean, y no revisen la sentencia, y asuman como cierto que la juez llegó a esa conclusión y empleó la palabra "impecable" para valorar todo lo que hizo el Dr. Lores. Pero eso no es verdad.
Juego de palabras en inglés:
abogado y mentiroso suenan muy parecido.
   Que la juez no considera impecables ni acertadas todas las actuaciones de ese cirujano vascular queda muy claro en la sentencia cuando reconoce (pág. 33) que el diagnóstico que hizo el Dr. Lores (“isquemia irreversible de más de 80 horas de evolución”, un diagnóstico que repite como cierto el abogado Sr. Iglesias) fue incorrecto. Y la juez también asegura (y es algo indudable) que no es cierto que a las seis horas del accidente la pierna ya no tenía salvación, como afirmó reiteradamente el Dr. Lores. Queda claro que ese cirujano vascular, al que se puede considerar presuntamente responsable de la amputación, actuó equivocadamente desde el principio.
   La juez en su sentencia no profundiza en si la actuación del Dr. Lores fue correcta o no: no entra a juzgarle porque no estaba imputado. Y dice, como de pasada, que algunos peritos consideran que ese cirujano vascular actuó correctamente. Pero otros peritos, expertos especialistas en Traumatología y en Cirugía Vascular afirmaron y demostraron lo contrario. Y desgranando los informes y las declaraciones de los médicos peritos que participaron en el juicio, se puede comprobar que todos ellos (incluso los de la acusación y las Forenses, carentes de práctica en medicina asistencial) encuentran contradicciones e incongruencias en las actuaciones y afirmaciones de ese cirujano vascular, y dan a entender que algunas cosas que dice son falsas.
   El abogado Sr. Iglesias parece muy interesado en distorsionar la verdad en este tema, tratando de convencer a los jueces de la Audiencia de que el Dr. Lores no cometió ningún error. Y por eso en ese mismo párrafo citado de su escrito, afirma que en la sentencia se efectuó "un análisis minucioso, exhaustivo, concienzudo y pormenorizado" de las actuaciones del Dr. Lores. Pero leyendo la sentencia es evidente que eso no fue así: que se dejaron muchos cabos sin atar. Por ejemplo, no se analizó que el Dr. Lores cometiera la imprudencia de no leer los informes antes de operar (algo considerado mala praxis por el Tribunal Supremo); ni que realizara la operación de bypass antes de poner el fijador externo (lo contrario a lo que indican los protocolos de su especialidad, algo destacado por peritos de ambas partes); ni las mentiras y manipulaciones interesadas y descaradas que realizó en sus informes (falseando datos médicos objetivos para encubrir su error, como el informe del radiólogo de su propio hospital que transcribió modificado a su informe, lo que cualquiera puede comprobar); ni que se empeñe en asegurar que no había ninguna circulación colateral (cuando todos los peritos -menos algunos de la acusación, que o mienten o están equivocados- y las pruebas objetivas -dos angioTACs con imágenes e informes que no dejan lugar a dudas- demuestran que sí la había, y que era muy abundante); ni cómo es posible que si la extremidad estaba en necrosis pudiera usar la vena safena de esa pierna para hacer su operación de bypass (algo que demuestra y reafirma que no había isquemia irreversible, y que el Dr. Lores miente). El Sr. Iglesias se empeña en mantener que el Dr. Lores realizó la sutura del bypass distal a una zona de la arteria poplítea que estaba sana, algo que todas las pruebas demuestran que es falso: esa arteria estaba trombosada desde la mitad hasta su final. Todo eso se explicó en el proceso, aunque algunas cuestiones no fueron comprendidas por los no-médicos, (incluida la juez del caso que decidió condenarme a pesar de manifestar que seguía teniendo dudas), debido a su complejidad, y ha sido pormenorizado por mi defensa en el recurso.
   Y si no se pudo hacer un análisis correcto de las actuaciones del Dr. Lores fue debido -entre otras cosas- a que en el proceso judicial no se permitió que fueran citados a declarar los facultativos del Hospital donde trabajaba (tal como mi defensa solicitó), que de haber ido al juicio habrían dejado todavía más en evidencia los graves errores y las mentiras de ese cirujano vascular. Efectivamente, el abogado de la acusación, el Sr. Iglesias, recurrió la petición de mi abogado y logró que no fueran aceptados esos testigos, que no fueran citados a declarar (lo que vulnera mi derecho a la defensa, que incluye poder presentar pruebas pertinentes), en beneficio de su evidente propósito de ocultar la verdad para lograr que me condenaran a mí en vez de al Dr. Lores.
   Estoy seguro de que el Sr. Iglesias sabe que yo soy inocente: que la amputación de la pierna no se produjo por nada que yo hiciera o dejara de hacer; y sabe quién es el verdadero culpable: aunque está claro que no le interesa reconocerlo. Quizá al principio del caso creyó de buena fe lo que decía el Dr. Lores, pero a estas alturas el Sr. Iglesias ya sabe que es una sarta de mentiras: si toda su versión fuera verdad, ese cirujano vascular no incurriría en tantas contradicciones y no tendría que haber mentido en sus informes; y al Sr. Iglesias no le habría importado que vinieran a declarar los médicos de Povisa.
   Las pruebas (entendidas correctamente) están todas de mi parte, y cualquiera que lo estudie con objetividad lo puede entender así. Como también entenderá mi apreciación de que el Sr. Iglesias lleva tiempo actuando de facto como abogado defensor del Dr. Lores: por eso afirmó, en el escrito citado, que considera la actuación de ese cirujano vascular, además de impecable, “digna de todo encomio y ajena, por supuesto, a la producción del resultado” (cuando dice "resultado" se refiere a la amputación). No solo plantea como perfectas todas sus actuaciones médicas, sino que -como se ha visto con el empleo de la palabra "impecable"- miente. Y lo hace para encubrir al Dr. Lores: pues si consigue que jueces y fiscales sigan pasando por alto los errores y las mentiras del Dr. Lores, y no se investigue su actuación, podrán seguir creyendo que fue en mi Hospital donde se produjo algún error que causó isquemia e hizo inevitable la amputación. Se ha demostrado que es falso que en mi Hospital se produjo isquemia, y ningún perito ha podido defenderlo con datos científicos: entre otras cosas, los datos clínicos, las imágenes de los angioTACs, las fotografías tomadas en Povisa y los análisis de sangre en todo momento normales lo prueban científicamente. El médico que diga que hubo isquemia antes del traslado falta a la verdad o es un ignorante. Pero si el Sr. Iglesias los sigue engañando será posible que ratifiquen la injusta sentencia condenatoria que he sufrido, basada en las mentiras de ese cirujano vascular repetidas y amplificadas por "su abogado defensor". Ambos, cirujano vascular y abogado, han constituido una simbiosis basada en la falsedad, en la que el Dr. Lores, que mintió desde el primer día echándome la culpa de la amputación, también sale altamente beneficiado: porque si con la ayuda del abogado Sr. Iglesias consigue que se dé por buena su gran mentira, su calumnia, nunca tendrá que asumir sus responsabilidades.Y así el abogado coruñés Alfonso Iglesias también conseguirá sus objetivos.
 Hasta aquí el ejemplo de su mentira "impecable", y comentarios que aclaran la cuestión. Pero son muchas las mentiras que ese abogado ha proferido durante este proceso. Ha mentido el Sr. Iglesias al afirmar reiteradamente, de palabra y por escrito, que en este caso se produjo una luxación de rodilla (falso); que la paciente durante el ingreso en mi Hospital tenía la pierna fría y pálida (falso); que tenía severos dolores que no respondían a analgésicos pautados (falso); que yo sólo le daba más y mas calmantes (falso); que la pierna tenía trastornos neurológicos ocasionados por isquemia y cada vez más llamativos (ambas afirmaciones son falsas); que la situación clínica y los pulsos se iban deteriorando paulatina y progresivamente (falso); que varias enfermeras no palparon el pulso (falso, solo fue una, y empleó una técnica no fiable); que la lesión de la arteria poplítea produjo una isquemia severa irreversible (falso); que el retraso de 15 horas entre el diagnóstico de la lesión y el traslado fue una decisión mía que perjudicó a la paciente (dos falsedades: el retraso se debió a la indicación de otro cirujano vascular, y no perjudicó a la paciente). Y el abogado Sr. Alfonso Iglesias también me difamó y calumnió públicamente, en sendas ruedas de prensa que organizó (en su campaña de linchamiento mediático contra mí), afirmando que la operación quirúrgica que yo realicé a la paciente 24 horas tras el ingreso fue "innecesaria y superflua" (falso), y acusándome de no atender las llamadas telefónicas que me hicieron desde mi Hospital (falso). Mentiras y más mentiras, y las pruebas lo demuestran.
   He compartido datos y opiniones con vosotros, amigos y lectores. Termino con una idea: cuando una persona causa daño a otra, debe responder por ello. ¿Pensáis que debo hacer algo contra ese abogado? Gracias por vuestra atención y apoyo.

 

 

martes, 14 de noviembre de 2017

Aumenta del paro en Cataluña (y disminuye en Vigo) debido al "Procés" independentista: el caso de los teleoperadores de Danone.

   ¿Quién no conoce el Grupo Danone? Es una importante empresa multinacional francesa dedicada a la alimentación, especialmente a los yogures. Fue fundada en Barcelona hace cien años, y en esa ciudad catalana tiene su sede para España.
   Tengo un conocido que va a empezar a trabajar para ellos aquí en Vigo, junto con otras 20 personas más. Su actividad consistirá en llamar por teléfono a tiendas, restaurantes, colegios, hospitales, residencias de ancianos, hoteles, etc de toda España, para concretar los pedidos y poder notificárselo a los distribuidores de los productos.
   Estos días les están formando a marchas forzadas en un cursillo para que puedan realizar bien ese trabajo. Y mi conocido me ha dicho que uno de los responsables de Danone les ha comentado que han tenido que tomar esa decisión de trasladar o crear este grupo logístico, aparte de por crecimiento de la empresa, porque esta temporada recibían muchos insultos y cancelaciones de pedidos al saber que los teleoperadores les llamaban desde Cataluña...
   Bienvenidos sean los 20 puestos de trabajo para Vigo, pero... qué tristeza para esos 20 nuevos parados que se supone se generarán en Barcelona (o al menos 20 puestos de trabajo menos).
   Son daños colaterales del proceso independentista, por culpa de esos gobernantes de la Generalitat (y sus aliados), fanáticos e ilegales, que nos ha despreciado, pretendiendo robarnos a más de 40 millones de españoles algo que es nuestro, Cataluña: una parte muy querida de nuestra amada España. ¿Acaso se creen que nosotros no tenemos sentimientos ni -lo que es más importante- no tenemos derechos como ciudadanos?
   No puedo dejar de añadir que considero tan culpables del empobrecimiento (entre otros efectos) que esta crisis va a causar, tanto a los nacionalistas como a los diversos gobiernos centrales del PP y del PSOE que durante décadas han dejado crecer esa enfermedad. Espero que ahora no hagan un tratamiento paliativo ni sintomático, sino que vayan a la raíz del problema. Aunque creo que para arreglarlo necesitamos nuevos políticos y nuevos partidos.
   PD: personalmente no estoy de acuerdo con el boicot a los productos catalanes, que perjudica a los ciudadanos, la mayoría de los cuales no son culpables sino víctimas del nacionalismo.