martes, 31 de enero de 2012

La catástrofe de la participaciones preferentes.

La situación es dramática, y parece que va a empeorar. Más de medio millón de españoles (de ellos 80.000 gallegos según algunos informes) que invirtieron sus ahorros en las llamadas "participaciones preferentes", se han llevado una desagradable sorpresa al saber que no pueden  recuperar el dinero que entregaron al Banco (aunque seguirán cobrando el interés anual pactado).
Desde 2007 se han colocado más de 14.000 millones de euros en este tipo de inversiones preferentes, que tenían un interés "gancho" del 8% el primer año y después rendían el euribor más un diferencial. Los Bancos ofrecieron a sus clientes esos productos, presionados por la necesidad que tenían de captar capital. En principio el capital aportado se podía recuperar en cualquier momento, porque el Banco endosaba la deuda (el capital) a otro comprador, en una operación realizada en el llamado mercado secundario; pero la nueva coyuntura y las normas dictadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obligan ahora a que esas operaciones se hagan en el mercado oficial (y no en el secundario), impidiendo en la práctica la recuperación del dinero. Si un cliente quiere hoy en día disponer del capital que entregó al Banco, sólo lo podrá obtener en forma de bonos o acciones, y muy devaluado (se estima que sólo podría recuperar un 50%). La indignación de los particulares, que se sienten engañados, es manifiesta y lógica.
Las entidades financieras implicadas se defienden diciendo que avisaban del riesgo que conllevaba invertir en este tipo de depósitos bancarios (que no son en realidad depósitos, sino préstamos que se hacen al banco a perpetuidad, a cambio de un interés anual); pero los afectados y la Asociación de usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) denuncian justamente lo contrario: que les animaban a invertir, que no les informaron de la letra pequeña, y que los clientes salían del banco pensando que habían contratado un depósito a plazo fijo. Como explica Miguel Roig en Expansión, si en el banco les hubieran dicho: "Señor cliente, está usted comprando deuda perpetua del banco y esto quiere decir que si no queremos, no le devolveremos nunca su dinero ¿Sigue queriendo las preferentes?", nadie o casi nadie hubiera invertido en ese producto (LEER ARTICULO).
La CNMV y el Banco de España habían aprobado que esos productos complejos, inicialmente pensados para expertos en riesgos financieros e instituciones, se ofrecieran también a los particulares, pero sin garantizar suficientemente la transparencia informativa. Se podría hablar de un vicio de consentimiento y de un abuso por parte del banco, lo que invalidaría el contrato. De todas maneras, los que han firmado que aceptaban esas condiciones tienen muy pocas posibilidades de demostrar esa invalidez y de recuperar su inversión. Jurídicamente es complejo.
No sé cual es la solución al problema creado a tantos particulares, que por querer ganar dinero ahora sienten que han sido timados. Pero éticamente los Bancos son responsables. Y el Estado debería haber velado por la seguridad económica de los ciudadanos. Está claro que el gobierno no tiene dinero para compensar a los afectados. Espero que busque la manera de ayudarles; podría declarar una situación de catástrofe económica capitalista y aplicar algún tipo de ayudas o medidas paliativas según los casos. Se ha hecho ante otros desastres y catástrofes, para evitar la ruina de las familias afectadas. También podría imponer una tasa extra a esos Bancos para crear un fondo de ayudas. La esperanza es que los propios bancos se den cuenta de que si no arreglan lo que de alguna manera ellos mismos han ocasionado, perderá a todos o a muchos de sus clientes.
Y las lecciones para futuras inversiones es que hay que informarse muy bien: y que ya no te puedes fiar ni de tu banco de toda la vida. El que no sepa economía (o no encuentre buenos asesores) está perdido. Y como decían antes, nadie da duros a cambio de pesetas (y menos los Bancos).
Imaginen que un médico dice a sus pacientes que para mejorar su salud tienen que hacerse una serie de sangrías, y les hace firmar un documento que autoriza a que le extraigan medio litro de sangre cada mes... pero en la letra pequeña pone que será durante toda la vida (sin que el paciente lo sospeche). Muchos pacientes morirán de anemia.

sábado, 21 de enero de 2012

Agradecimiento a Povisa.

En este cuaderno de bitácora escribo sobre temas políticos, sociales y culturales. Pero hoy voy a hacer una excepción, porque se ha producido un cambio importante en mi vida: ya no trabajo en Povisa. Y quiero enviar un cordial saludo no sólo a los 1500 trabajadores actuales del Centro, sino también a los antiguos, uniendo a esta despedida unas breves explicaciones.
Llegué a este Hospital en diciembre de 1983. Gracias a Povisa me quedé en Galicia. He disfrutado trabajando aquí durante estos 28 años, sin faltar ni un día. Y no me ha hecho falta que me dijeran que tenía que tratar bien a los pacientes, porque siempre lo he hecho. He procurando dar siempre lo mejor de mí en toda la actividad asistencial, científica y docente que he realizado. Los que me conocen saben que trabajo con esfuerzo y eficacia; si eso y mi dedicación exclusiva han beneficiado a la empresa que ahora dejo, también hay que reconocer que yo también he salido beneficiado de estos años, porque Povisa es un magnífico Hospital y el ejercicio de la medicina es una actividad muy enriquecedora. He curado, he aliviado, he consolado... he tratado personalmente a varios miles de pacientes cada año. Me vienen a la memoria tantos enfermos atendidos estos años, compartiendo momentos tristes y alegres con ellos, con sus familiares y amigos; muchas operaciones, muchas prótesis (una vez, en una semana llegué a poner 5, de cadera y rodilla), muchas manos catastróficas, muchos yesos, muchas recetas...; muchas horas de estudio y trabajo, sesiones clínicas, charlas y congresos; muchas guardias de 24 horas, con algunas noches sin parar de atender accidentados. Días de tensión con casos que se complicaban; desvelos y momentos duros; lágrimas con la muerte de algún paciente... También, por supuesto, muchas satisfacciones y alegrías por el trabajo hecho y por los buenos resultados, tantas veces valorados y agradecidos por los pacientes... Y gracias a Povisa encontré al amor de mi vida, y "me llevé" a la mejor secretaria del Hospital, que se casó "con un trauma". Gracias, pues, a Povisa por todo ello.
Povisa es el edifico en el que he pasado más horas de mi vida. He compartido trabajo con tantas personas estupendas... a quienes agradezco sus detalles de ayuda y compañerismo, y que soportaran mis peculiaridades y mis chistes malos... A algunos compañeros de Povisa también les agradezco su cercanía y su amistad, nacida en el ambiente laboral pero que lo ha trascendido, y que forma parte de lo mejor de mi vida: espero que nuestra amistad perdure y se reactive con cada encuentro.
He andado un gran trayecto de mi vida en Povisa. Y por eso estos momentos son "morriñentos". Debe ser algo parecido a lo que siente un emigrante cuando deja su tierra y a sus seres queridos para irse a otro sitio, con la esperanza de mejorar. Es duro.
Me viene a la cabeza un refrán que dice: "se obedece con gusto cuando el que manda es justo". Y llevo tiempo, especialmente los 3 últimos años, yendo a Povisa a disgusto. Me asombro cuando leo los consejos que dan los expertos a los empresarios para que saquen adelante sus empresas y triunfen: cuidar su "capital humano", valorar a las personas y tratarlas bien... y lo comparo con lo que a veces pasa en Povisa. Si a un trabajador le engañan y le obligan a trabajar 6 horas más cada semana sin pagárselo, respondiendo a sus protestas con desprecio, amenazas y penalizaciones, es natural que esos abusos produzcan un malestar creciente. La deuda creada aún no se ha saldado... En fin, debe ser que los manuales en los que han estudiado algunos jefes van por otra línea. Y a lo mejor esperan pagar sus deudas en el más allá... Ojalá que algún día cambien, al menos, de manual: por el bien sobre todo de los excelentes profesionales que hay en Povisa.
Podría haber hecho otras cosas pero al final he pedido la excedencia, y ya soy el nuevo traumatólogo del Hospital El Castro (Perpetuo Socorro) de Vigo. No voy a ganar más dinero, pero voy a ser tratado con respeto y justicia. Y sobre todo, voy a poder ser más feliz, trabajar más a gusto, y tener más tiempo para mi familia, y entre otras cosas también para la política, donde como sabéis me he metido para arreglar los graves problemas de nuestra sociedad, para que acabe la corrupción y se haga justicia. (Y que no me entere yo de que seguís votando a los de siempre: ¡ni PeSoe ni Pepé: vota a UPeyDé!)
Recibid mi adiós, que es también un hasta siempre, echando de menos la despedida personal y el abrazo que la ocasión merecía:
Pedro Larrauri. Traumatólogo de Povisa 1983-2012.

PD: Por si viene por aquí alguien nuevo, aclaro que entre los años 2013 y 2014 se acabó -amargamente- mi relación con UPyD: al final descubrí que eran más de lo mismo, un fraude de profesionales de la política que nos engañan y no permiten la democracia interna... pero sigo buscando gente decente con la que colaborar para arreglar el mundo... ;) Te animo a hacer lo mismo!

miércoles, 18 de enero de 2012

Los documentos sanitarios deben estar también en gallego.

(Queja presentada al Valedor do Pobo la semana pasada)

Motivo: falta de disponibilidad de algunos documentos (Consentimiento Informado: C.I.) en lengua gallega en el Hospital Povisa de Vigo.
Petición: que se le obligue a Povisa a tenerlos disponibles en las dos lenguas oficiales.
Entidades implicadas: Secretaría Xeral de Política Lingüística, Servicio Galego de Saúde, Hospital Povisa de Vigo (concertado con el Sergas).

Texto: Según las leyes vigentes y la doctrina establecida por el Tribunal Constitucional todo ciudadano gallego tiene derecho a elegir en cuál de las dos lenguas oficiales de nuestra Comunidad quiere ser atendido por la Administración (salvaguardando el derecho de cada Funcionario a usar habitualmente y en la comunicación verbal el idioma oficial que desee, salvo casos especiales, como cuando se pueda producir dificultad para la comunicación con el ciudadano).
La Administración Pública tiene por tanto la obligación de ofrecer todos sus servicios y toda su documentación en ambos idiomas, para que el ciudadano pueda ejercer su derecho a elegir.
Pues bien: el Servicio Galego de Saúde, Sergas, lleva años asignando a muchos ciudadanos gallegos (se estima que actualmente somos unos 145.000, de Vigo y de otros sitios) al Hospital Policlínico de Vigo (Povisa) como Centro Médico para que recibamos la asistencia sanitaria pública especializada.
Pese a ser Povisa una empresa privada, al prestar servicios públicos con concierto singular, parece innegable que debe tener también la obligación de ofrecer a los usuarios del Sergas la documentación y la información escrita en gallego y en castellano.
Esto resulta especialmente importante en el caso de los Consentimientos Informados (C.I.), que es preceptivo entregar a los pacientes que van a ser sometidos a cirugías y a otros procedimientos, y que aportan una información que el paciente debe poder leer en la lengua que mejor entienda. Actualmente la mayoría de los documentos de C.I. de Povisa están disponibles sólo en castellano, con excepciones (por ejemplo, los de Anestesia sí que está disponibles también en gallego).
Como Médico especialista en Traumatología que lleva trabajando en Povisa 28 años, he atendido a pacientes del Sergas que me han solicitado el C.I. en gallego. He solicitado en varias ocasiones a la dirección de Povisa que se encargue de que estén disponibles todos los C.I. también en gallego, lengua propia de Galicia. Asimismo hice llegar una queja en la web de la Secretaría Xeral de Política Lingüística denunciando esa carencia. En ambos casos no obtuve respuesta. Y el problema sigue sin resolverse, manteniéndose la situación injusta e ilegal.
Los ciudadanos gallegos tenemos unos derechos lingüísticos que hay que defender, y las Administraciones y las empresas que prestan servicios públicos no pueden impedirnos ejercer. Tienen que facilitar el libre uso de cualquiera de nuestras dos lenguas oficiales sin discriminar a nadie, tal como estipula el artículo 5 de nuestro Estatuto.
Solicito por tanto que se subsane la deficiencia relatada, instando a Povisa a que tenga disponibles todos los Consentimientos Informados en ambas lenguas oficiales. Y también solicito que se exija al Sergas que se asegure de que se respeta la legalidad lingüística, comprobando que toda la información que se ofrece a los ciudadanos está disponible en gallego y en castellano, y que se obligue a los Centros Médicos y entidades concertadas con la red de asistencia sanitaria pública en nuestra Comunidad a que hagan lo mismo.
Gracias por su atención y ayuda.
Le saluda: Pedro Larrauri. Médico. Coordinador de UPyD Vigo.

Pinchar aquí para leer interesante artículo sobre las barreras lingüísticas en la atención sanitaria publicado en The New England Journal of Medicine.

sábado, 14 de enero de 2012

Mil años de los Reinos de Taifas.

(Una lección muy oportuna de la Historia).

Durante muchos años el Califato de Córdoba fue el estado más rico y desarrollado de occidente. Controlaba la mayor parte de la península ibérica y territorios al sur del estrecho, y su capital llegó a tener un millón de habitantes y 1.600 mezquitas. Su caudillo Almanzor ya había dejado muy claro a los reinos del norte su superioridad, llegando a arrasar Compostela el año 997.
Pero a comienzos del siglo XI la lucha por el control del Califato dio paso a un periodo de profunda crisis. Se descuidó el buen gobierno y las arcas se vaciaron. La corrupción entre las clases dirigentes, que pertenecían a los clanes que sustentaban al Califa y que sólo se preocupaban de intrigar contra los clanes oponentes, se generalizó. Diez Califas distintos se sucedieron en el trono en un periodo de 20 años, con falsas promesas de renovación. Pero el Califa de turno y los que apoyaban a su clan seguían derrochando, viviendo con lujo y opulencia, de espaldas a los problemas que aquejaban al pueblo, comprando y pagando favores y privilegios con fiestas, trajes, sustancias alucinógenas y otros placeres. El prestigio del Califato cayó en picado. Y la agobiante presión fiscal para sufragar los gastos de la corte cordobesa y de los ejércitos siguió aumentando.
Como lógica reacción, las etnias o familias poderosas que controlaban las ciudades más ricas y los territorios de la periferia del Califato, que ya disfrutaban de cierto grado de autonomía, fueron aumentando su afán de independencia. Se aprovecharon de la crisis, prestando apoyo al Califa para que pudiera controlar a sus oponentes, pero a cambio de favores y de que éste les permitiera tener cada vez más poder político y militar. Poco a poco fueron desbancando de los puestos de gobierno a los representantes del Califa, poniendo a los suyos propios, creando un complejo entramado de entidades autonómicas (que según algunos eran llamadas "chiringuitos", y sobre los que el Califa ya no tenía ningún control). Pasaron después a rechazar directamente las órdenes que les llegaban desde la metrópoli Cordobesa, negándose a pagar más impuestos. Quizá como reacción a las falsas promesas de brotes verdes, las autoridades de la Cora o Provincia de Denia acuñaron moneda sin permiso de Córdoba. En Zaragoza un grupo de etnia eslava se hizo con el poder, y para distanciarse de la autoridad central cordobesa crearon embajadas en los condados de Barcelona y de Castilla.
En algunas regiones se promovió el uso del idioma mozárabe, y así surgieron por ejemplo las primeras obras escritas en romance, las famosas Jarchas; dado que consideraron al mozárabe (que ellos llamaban "latino") la lengua original que hablaban los antiguos hispanogodos antes de la invasión árabe, se decidió que esa era la lengua propia de esos territorios, promoviéndola como contraposición a la lengua árabe oficial en Córdoba. Los Gobernadores de las Coras comenzaron a echar la culpa de todos sus problemas al Califa y a sus ministros, fomentando la enemistad del pueblo contra el poder central.
De nada sirvieron algunos intentos del Califa de recomponer su Reino, pues su debilidad siguió aumentando. Y al llegar precisamente el año 1012, Almería se erigió como primer reino independiente en Al-Andalus. Le siguieron Murcia, Denia, Badajoz, Carmona,... Uno tras otro se fueron creando los llamados Reinos de Taifas, o simplemente Taifas (palabra árabe que significa bando o facción), que llegaron a ser 39. Con el antiguo Califato ya desmembrado, el año 1031 la jerarquía califal fue abolida por los nobles de Córdoba, que establecieron la república como forma de gobierno de la decadente ciudad.
Las posteriores disputas entre esos pequeños estados musulmanes, y la ausencia de un poder político-militar centralizado, hicieron imposible resistir el avance de los reinos cristianos, por lo que todas las Taifas terminaron desapareciendo, la misma suerte que le cupo a la lengua mozárabe...

PD: Creo que se sobreentiende, pero lo de "chiringuitos", "brotes verdes" y  "lengua propia" son guiños y licencias literario-políticas que me he permitido.

domingo, 8 de enero de 2012

Solidaridad con los votantes del PP.

Manifiesto mi solidaridad con los votantes del Partido Popular, con la mayoría de ellos, que en este momento se deben sentir traicionados, cabreados y defraudados.
Zapatero tardó 2 años en incumplir sus promesas. A Rajoy le han bastado unos días.
En Galicia los líderes del PP ya nos habían dejado muy claro que acostumbran a engañar a sus votantes, y que una vez que han recibido los votos no cumplen sus promesas. Alberto Núñez Feijóo tampoco cumplió su palabra en el sensible tema de las lenguas de la enseñanza, traicionando a los gallegos que le habían votado esperando la prometida libertad de elección. Corina Porro no alcanzó la Alcaldía de Vigo y no cumplió su promesa de quedarse a trabajar por la ciudad (Leer): ahora preside un Consello de la Xunta (similar al que suprimió Cospedal en CastillaLaMancha) que sirve sobre todo para que algunos políticos se forren (Porro gana ahí 73.000 euros al año).
¿Padecerá Rajoy amnesia?
¿Habrá tomado el pelo a sus votantes?
Nada más formar el nuevo Gobierno Rajoy ha tomado su primera decisión, incumpliendo su promesa de no subir los impuestos. Los votantes más ingenuos del PP se creerán el cuento de que se ha visto obligado a actuar así porque no sabía que el déficit era tan alto. Pero eso no es cierto, porque los expertos ya lo habían advertido y sus asesores económicos ya lo sabían (leer artículo sobre las promesas del PP de bajar los impuestos). Reitero por tanto mi solidaridad con los votantes honestos del PP que se deben sentir traicionados, cabreados y defraudados.
Si yo fuera votante del PP me sentiría traicionado y seguiría esperando que Rajoy, del que se confiaba que fuera el Líder que iba a sacar a España de la crisis, diera personalmente alguna explicación. No me siento traicionado, porque no he votado al PP; pero pienso que Rajoy ha traicionado al pueblo entero y a nuestra democracia. Los compromisos que un candidato adquiere con sus promesas electorales tienen un importante carácter ético, podríamos decir que sagrado, para el funcionamiento de una verdadera democracia. Porque la democracia se basa en la soberanía popular: los ciudadanos eligen a sus representantes no para que hagan lo que quieran, sino para que cumplan lo que dicen que van a hacer, su programa y sus promesas.
Como pagador de impuestos que soy, comparto el cabreo con los votantes del PP, sobre todo porque sé que el dinero que se han gastado los políticos con su mala gestión y con sus despilfarros, y que ahora quieren recuperar a mi costa (a nuestra costa), se lo van a seguir gastando en beneficio propio y de su Partido. Además Rajoy ha cargado el mayor peso de la deuda pública sobre los hombros de la clase media, de los trabajadores: la subida de impuestos no creará puestos de trabajo y tendrá el pernicioso efecto de ralentizar la economía. Muchos pensamos que Rajoy no se atreve a tomar las medidas necesarias para racionalizar y reducir el gasto público inútil, especialmente en las Autonomías, y para reclamar más dinero a las entidades financieras, aumentar la presión fiscal sobre las rentas del capital y acabar con la economía sumergida.
Pero al menos la decisión de Rajoy no me ha defraudado tanto como a los votantes del PP, porque yo no me esperaba como ellos que lo fuera a hacer bien, y ya sé que el PP no cambiará muchas cosas injustas (como la Ley Electoral, por ejemplo) porque les benefician.

PD Este artículo ha sido publicado en Atlántico Diario de Vigo.

domingo, 1 de enero de 2012

Hola: quiero afiliarme a UPyD!

Bienvenido a Unión Progreso y Democracia. Como afiliado podrás participar activamente en la vida del Partido y en la elección de sus cargos y candidatos, y optar a esos puestos. Te comprometes a pagar una cuota mensual ((1): ver abajo), y a implicarte en la defensa y difusión de nuestras ideas y actividades, colaborando especialmente en las campañas electorales, según tus posibilidades.
Te unes a un partido que con sólo 4 años de existencia ya ha llegado a ser la 4ª fuerza política nacional. Y que como Rosa Díez dice, ha devuelto la esperanza a muchos españoles que ahora van a votar con alegría, sintiéndose a gusto con lo que representa la papeleta que han elegido.
En UPyD sentimos el orgullo y la responsabilidad por el reto que hemos asumido, y sabemos que con el esfuerzo de todos los que estamos dispuestos a trabajar por conseguir nuestros objetivos comunes estamos consiguiendo algo que era necesario.
Quiero hacerte una aclaración importante, aunque supongo que ya lo tendrás claro: los que venimos a UPyD no nos metemos en política para ganarnos la vida, y aspiramos a hacer política con el máximo nivel de honestidad y con altas dosis de altruismo. Y todos en el Partido vigilaremos para que nadie tenga ni siquiera la intención de traicionar nuestros ideales. Por lo tanto en UPyD sólo son bienvenidas personas que se comprometan a velar por el bien general, y a anteponerlo a sus propios intereses. Podría darse el caso de que quisiera venir a UPyD gente que pensara que somos como los demás partidos: estructuras de poder para las que el fin justifica los medios, que actúan en base al favoritismo o para conseguir votos y prebendas, que admiten la mentira y la corrupción... Esa gente podría querer venir con la intención de solucionar sus problemas personales, o dispuesta a hacer cualquier cosa para conseguir un cargo. La prevención que le dirigimos a esa hipotética persona es muy clara: si tus intenciones no son rectas, no te afilies.
Confío en que ese no es tu caso, y ahora que te vas a afiliar te puedes convertir en un pequeño epicentro de la actividad política de UPyD. Aspira a actuar como si el futuro político y social dependiera sólo de ti, pero ten la seguridad de que vamos trabajar en equipo para hacer entre todos lo que ni tu ni nadie podría conseguir en solitario. Para eso hacen falta los partidos políticos. Para eso unimos nuestros esfuerzos.
Siento la necesidad de comentarte que la mayoría de los afiliados de UPyD somos novatos en la política, y a nuestra falta de experiencia se suma nuestra limitada dedicación, pues tenemos familia y trabajo. Puede que percibas en algún momento cierto déficit en la organización: te pido disculpas de antemano y que lo lleves con paciencia, y sobre todo que nos ayudes con espíritu positivo y constructivo a arreglarlo: ya verás que poner en marcha un partido político con ilusión y entusiasmo pero con pocos medios no es nada fácil. Iremos mejorando con tu ayuda.
En UPyD tenemos unos objetivos comunes, que plasmamos en documentos y programas que puedes conocer; y también podrás colaborar en su confección. Tenemos un sistema establecido de democracia interna para elegir cargos y candidatos, y todos participamos aportando lo que creemos que es mejor, con buen ambiente y respetando a los demás. No tenemos una ideología inamovible, ni todos los afiliados pensamos lo mismo sobre todos los temas.
Nos solemos mantener en contacto y trabajar mucho a través de internet; pero te aconsejo que si puedes vayas a las reuniones de la sede de UPyD más cercana a tu domicilio. Entra en contacto con otros afiliados, con los coordinadores de tu zona, ciudad (en mi caso Vigo) o provincia. Si estás relativamente aislado puedes comenzar con tus amigos un núcleo de simpatizantes y afiliados. Los simpatizantes no pagan cuota mensual, pero participan en todo el desarrollo del partido de manera similar (sin derecho a voto). Infórmate sobre cómo funciona el partido e implícate. Pide ayuda y asesoramiento, entra en los grupos de trabajo creados o crea alguno nuevo, aportan tu experiencia o lo que más te guste, y pide trabajo si tienes más posibilidades. No esperes a que te empujen: tira del carro. Aunque no te lo vayamos a repetir todos los días, nos alegra tu llegada y tu dedicación.
Una de nuestras tareas es dar a conocer las ideas de UPyD ((2): ver abajo). Suelo decir que no hace falta de convenzamos a los demás para que nos voten o se hagan de UPyD: basta con que nos conozcan para que ya se sientan identificados. Y eso ocurre muchas veces. No pretendemos que todos estén de acuerdo con nuestras ideas, pero sí queremos que sepan lo que decimos y hacemos, y que nos repeten; del mismo modo que respetamos todas las demás opciones políticas que excluyan la violencia, la injusticia y la mentira. Desgraciadamente algunos grupos y particulares tienen una idea deformada de lo que decimos, y se inventan falsas y ridículas acusaciones (enemigos del gallego, nacionalistas españoles (sic)...) para atacarnos. Espero que pronto se den cuenta de lo equivocados que están, que rectifiquen sus prejuicios y sean más honestos en la valoración de los demás.
Se pueden hacer muchas cosas para mejorar el mundo, pero desde luego en política en España, y en cada autonomía y en cada municipio, hace falta cambiar muchas cosas; nosotros estamos convencidos de que UPyD es el mejor instrumento para lograrlo.
En fin, no me alargo más. Seguiremos hablando y trabajando juntos, con coraje, tesón y paciencia. Gracias por la gran decisión que has tomado: un pequeño cambio en tu vida (o no tan pequeño) para que el mundo cambie. No vas a estar sólo. Y el futuro promete seguir siendo apasionante.
Un fraternal abrazo de otro afiliado como tu: Pedro Larrauri.

(1) La cuota mensual es de 20 euros, siendo reducida (7 euros) para parados, estudiantes... UPyD defiende que partidos, sindicatos y asociaciones se financien esencialmente con las aportaciones de sus miembros. Puedes afiliarte entrando en la web de UPyD: Pincha AQUÍ.

(2) UPyD en pocas palabras.
Unión Progreso y Democracia fue fundado por un grupo de ciudadanos preocupados por la situación política. Algunos de ellos procedían del ámbito considerado como izquierda, pero también había liberales, intelectuales, y activistas de asociaciones ciudadanas. Decidieron que era necesario crear un nuevo partido político de ámbito nacional, que asumiera la tarea de impulsar la regeneración de la democracia en España, de combatir cualquier tipo de terrorismo y violencia (incluso su justificación política e ideológica), de reformar la Constitución para reforzar los derechos y las libertades ciudadanas, y de recuperar la igualdad de todos los españoles con independencia de la comunidad autónoma en la que se viviera.
En su manifiesto fundacional UPyD se define como transversal, laicista y progresista: "Ser progresista es luchar contra las tiranías que pisotean la democracia formal, así como contra la miseria y la ignorancia que imposibilitan la democracia material" (LEER el Manifiesto). En estos años UPyD ha defendido sin complejos el patriotismo constitucional. Hemos sido abanderados de la transparencia en la política, del rechazo a la corrupción, de la lucha contra la mala gestión y contra los privilegios de la clase política. Nos hemos destacado por rechazar la excesiva preponderancia de los partidos nacionalistas y separatistas en el sistema político español, el despilfarro de miles de entes públicos inútiles, el descuido de la educación pública de calidad y la fragmentación de la sanidad. Hemos luchado significativamente por la despolitización de la justicia, por las libertades y derechos individuales, contra las injusticias sociales y contra la falta de libertad lingúística. Nos hemos consolidado como la cuarta fuerza política nacional, y en las pasadas elecciones generales hemos sido el Partido que más votos ha subido en porcentaje y en números absolutos, superando el millón cientocuarenta mil votantes, y consiguiendo 5 Diputados. Esto son sólo unas ideas personales: seguro que me he dejado en el tintero muchas cosas importantes. Para completar la información consulta en las Webs y documentos de UPyD (pincha aquí)
Gracias.