sábado, 27 de abril de 2013

El 53% de los gallegos no tenemos representantes en el Parlamento.

53%: es un dato que tendría que tener en la cabeza Alberto Núñez Feijóo y los políticos del PP; y también los del PSdG, de UE-ANOVA y del BNG.
53%: es el porcentaje de gallegos con derecho a voto que no estamos representados por ninguno de los 75 Diputados autonómicos. Por eso no se le puede consentir a Feijóo que siga diciendo que habla en nombre de la mayoría de los gallegos, y mucho menos de todo el pueblo gallego. Es mentira. Somos 1.467.976, el 53% del censo, los gallegos que en octubre pasado no votamos a ninguno de los 4 Grupos que hay en nuestro Parlamento. Sólo 1.305.720 les votaron. El PP, que perdió más de 128.000 votos (más de los que perdió el BNG), sólo recibió la confianza del 23,8% de los gallegos (bajó casi 10 puntos porcentuales) (ver resultados definitivos). Y los tres partidos de la oposición parlamentaria sumaron el 23,2% del censo.
Ese 53% de gallegos con derecho a voto que hemos quedado fuera del Parlamento formamos un variopinto conjunto que ha optado por la abstención o por alguna de las 22 formaciones políticas que no alcanzaron representación (por cierto que la más votada de ellas fue UPyD); y algunos por el voto en blanco o nulo. Nosotros sí que somos mayoría, y que podemos decir que los 75 parlamentarios autonómicos “no nos representan”. Somos casi un millón y medio de gallegos que no queremos sufrir las consecuencias de las nefastas actuaciones de unos políticos a los que no hemos elegido. ¿Pero qué podemos hacer? Si Feijóo aplica el rodillo y no permite influir en el gobierno de la sociedad gallega a los Parlamentarios de la oposición…, cuánto más a nosotros, parias de una democracia secuestrada y despreciada por los grandes partidos y caciques, tanto a nivel nacional como local (y el ejemplo de Vigo es paradigmático).
53%. Es el dato que demuestra el fracaso de los políticos y de los partidos tradicionales. Los gallegos ya no confiamos en ellos. No podemos seguir votando a partidos que actúan con ilegalidad, encubren a los corruptos y sólo se preocupan de obtener beneficios y de mantener sus privilegios y sus escaños. La gente honesta no quiere a los políticos que no cumplen su palabra ni sus programas, que legislan injustamente, que imponen sus ideas y no respetan los derechos de los demás. Es urgente curar y regenerar nuestro sistema democrático. Hay que conseguir una transparencia absoluta, y una justicia independiente y eficaz, que castigue a todos los políticos que mientan, roben o causen perjuicio a la sociedad. Hay que reformar la Ley Electoral. Tenemos que elegir a nuestros representantes por listas abiertas. Tiene que funcionar un sistema de iniciativas legislativas ciudadanas que puedan llegar a convertirse en leyes, y tenemos que acostumbrarnos a hacer referendums para cada asunto conflictivo, para que esos políticos corruptos y enemigos de la democracia no sigan aprovechándose del sistema y gobernando en contra de la verdadera voluntad de los ciudadanos.
No es tan importante que la gente vote a otros partidos (porque la abstención sólo beneficia a los grandes partidos) como que todos los políticos de todos los partidos se convenzan de la urgente necesidad de llevar a cabo ese cambio, esa regeneración del sistema. Estoy seguro de que incluso dentro del PP y del PSOE, y de los otros partidos, hay políticos con ganas de acabar con la corrupción interna y con el sistema dictatorial y de partidocracia que han implantado. Y entonces, cuando esa regeneración se produzca, los ciudadanos huérfanos de representantes políticos en las Instituciones, el 53% en Galicia, empezaremos o volveremos a votar opciones (cada uno la que considere mejor) que realmente permitan una verdadera democracia: un gobierno del pueblo y para el pueblo. Personalmente, las ideas de Daniel Ordás y sus iniciativas “Democracia Directa” y “Reforma13”, que proponen el sistema que funciona en Suiza como ejemplo a seguir, me parecen muy interesantes: les invito a informarse sobre ellas.

Este artículo ha sido publicado en el periódico Atlántico Diario de Vigo.


Enlaces a Democracia directa:

lunes, 22 de abril de 2013

En Vigo pagamos el agua más cara por acción culpable del Alcalde (PSdG) y por omisión culpable de la oposición (PPdG y BNG).

Si el PP y el BNG no están de acuerdo con la política del Alcalde de Vigo sobre el agua y sobre la concesión del servicio a Aqualia (y es lógico que no estén de acuerdo: no creo que ni el 5% de los vigueses estén de acuerdo si se informan bien), y entre ambos partidos (Popular y Nacionalista) suman 16 concejales (13 + 3) frente a sólo 11 del partido Socialista que gobierna en solitario, ¿por qué no hacen lo que tienen que hacer, lo que es mejor para sus votantes y para todos los ciudadanos?
PP y BNG son tan culpables (por omisión necesaria) de los perjuicios que estamos sufriendo muchos vigueses como lo es el Alcalde. ¿No son capaces de darse cuenta de que están manteniendo una situación que sólo beneficia al Alcalde y a una empresa privada? ¿Cuándo tendremos políticos que defiendan (sin vergüenza y sin escudarse en trasnochadas ideologías o en ventajas personales o partidistas) realmente los intereses de los ciudadanos?

La presa de Eiras, situada en Fornelos, data del año 1977 y suministra buena parte del agua que consumimos en Vigo.
Abel Caballero, actual Alcalde de Vigo, se cree que es suya. Pero la pagaron nuestros padres.
Los actuales políticos tiran el dinero por el suelo (cuando no se lo quedan) y dejan deudas que tendrán que seguir pagando nuestros hijos.

Hoy hemos presentado en el Registro del Concello de Vigo una petición cuyo texto transcribo:

Al Concello de Vigo.
Al Grupo Municipal Popular.
Al Grupo Municipal Nacionalista.

UPyD Vigo pide al Concello que se modifique la injusta tarifa de agua de la que es responsable.

Unión Progreso y Democracia solicita al Concello de Vigo que modifique las tarifas de consumo de agua, pasando a facturarse en base a lo reflejado en el contador y con una tarifa progresiva, anulando el actual cobro mínimo de 30 metros cúbicos bimestrales que los vigueses tenemos que pagar aunque el consumo haya sido menor, lo que resulta injusto y no incentiva el ahorro de agua. UPyD Vigo también propone que, al ser el agua un bien público y necesario, se ofrezca un consumo mínimo gratuito por hogar (en función del número de integrantes de la unidad familiar según el censo), empezando a facturarse tarifas de consumo a partir de una determinada cantidad. También se apoya la introducción de una tarifa social, con descuentos a familias que sufran dificultades económicas.
Como para todo ello hace falta revisar la concesión de la gestión municipal del agua a la empresa Aqualia, UPyD propone que se cree una Comisión formada por técnicos independientes, y por representantes de partidos políticos y de asociaciones; y que esa Comisión lleve a cabo un estudio de la situación (histórica y actual), y realice unas propuestas concretas que busquen lo mejor para los ciudadanos vigueses (incluyendo la posibilidad de que la gestión del agua deje de estar encomendada a una empresa privada que persigue beneficios económicos y a la que no se le realiza ningún control externo fiable, como es el caso de Aqualia), para que después el Gobierno municipal de Vigo pueda llevar a cabo esas propuestas.
El Alcalde ha afirmado que gracias a sus acuerdos con Aqualia el Concello se ahorra muchos millones de euros, en gastos de infraestructuras necesarias (según él) que va a pagar la empresa concesionaria; pero lo que no dice es que ese dinero lo obtiene Aqualia cobrándonos a los vigueses las tarifas de agua más caras: unos precios que ya fueron calificados por el Valedor do Cidadán como “abusivos. Aqualia es una empresa que no regala nada a Vigo (como el Alcalde nos quiere hacer creer), y que además obtiene ingentes beneficios con lo que nos cobra.
UPyD reclama al Grupo Municipal Popular y al Grupo Municipal Nacionalista que sean coherentes y se pongan de acuerdo para exigir al Alcalde y al Grupo Socialista que rectifiquen sus decisiones sobre la política del agua en Vigo. Si el PPdG y el BNG de Vigo no son capaces de unirse en este asunto concreto para conseguir el bien de los ciudadanos, estarán siendo cómplices y culpables de lo que está pasando, por mucho que después critiquen al Gobierno municipal de Abel Caballero.
UPyD manifiesta también su apoyo a todas las medidas e iniciativas encaminadas a mejorar la actual situación de gestión del agua en Vigo, en las líneas referidas.
UPyD-Vigo.
La noticia tal como la sacó el Faro de Vigo el 23.4.13 en su página 8.

viernes, 19 de abril de 2013

Feijóo: cuatro años mintiendo a los gallegos.

(Este texto ha sido publicado hoy en Faro de Vigo, Tribuna del Lector: ver).

Alberto Núñez Feijóo estuvo ayer de cumpleaños como presidente de Galicia: el día 18 de abril del 2009 tomó posesión de ese cargo al ser elegido por 38 de los 75 Parlamentarios salidos de las urnas en las autonómicas del 1 de marzo de aquel año. Entonces 789.427 gallegos votaron al PPdG confiando en su programa y en las promesas de Feijóo. Tres años y medio después (el 21 de octubre pasado) volvimos a celebrar elecciones y el PP consiguió 41 escaños. Desde entonces, y en base a esos resultados, Feijóo presume de tener una firme legalidad democrática (para hacer lo que quiera) porque dice que el pueblo gallego confirmó su mayoría electoral y que recibió todavía más apoyo de los gallegos (pasando de 38 a 41 escaños), lo que demuestra (eso dice Feijóo) que lo está haciendo bien. Sin embargo, si analizamos los datos sin manipularlos, podemos entender que la realidad indica lo contrario. En octubre del 2012 el PPdG sólo recibió 661.281 votos: se puede hacer una simple resta para comprobar que en tres años y medio dejaron de votar a Feijóo y a su partido 128.146 gallegos. Y el PP pasó de haber recibido en 2009 el 33,5% de los votos (en porcentaje sobre el censo) a recibir en 2012 el apoyo del 23,8% de los gallegos llamados a las urnas. ¿Significa ese descenso de votos y de porcentaje que ha recibido más apoyo o que lo está haciendo bien? Sólo un cínico puede afirmar eso. El PPdG perdió votantes a un ritmo de 100 por día. Feijóo adelantó las elecciones medio año (tras afirmar que agotaría la legislatura, pero ya sabemos el valor de la palabra de muchos políticos) y gracias a esa maniobra, a la fragmentación de la oposición y a la injusta Ley Electoral evitó la debacle del PP: pero sin duda esa fue la última vez que consiguen salvar la piel (y las recientes encuestas que auguran el hundimiento del bipartidismo PP-PSOE apoyan que ese pronóstico se cumplirá).
La decepción y la preocupación son crecientes. Los gallegos queremos y necesitamos políticos que cumplan su palabra, que no actúen como caciques, que no encubran a los corruptos que había y hay en su partido, que atiendan bien y no engañen a los ciudadanos, que legislen justamente, que no se aprovechen de su cargo para enriquecerse, que no obstaculicen la acción de la justicia, que respeten a los parlamentarios de los otros partidos y lleguen a consensos, que no manipulen ni maquillen los datos a su favor, que dejen de mantener puestos de asesores y chiringuitos inútiles para amigos y familiares, que no apliquen el principio de la mayoría parlamentaria para convertir su gobierno en una dictadura...Espero que los ciudadanos que optaron por la abstención aprendan la lección: por mucho que algunos grupos antisistema se empeñen en negarlo, su decisión o su desidia sólo beneficia a los poderosos, a los grandes partidos, en este caso al PP. Hacen falta nuevas alternativas para quitar de ahí a todos esos políticos que nos han defraudado, robado, engañado, y además presumen falazmente de tener el apoyo del pueblo; hace falta ponerlos en evidencia y ponerlos en su sitio (a muchos en la cárcel). La fuerza de los votos es más eficaz que la fuerza de los gritos para conseguir tener nuevos políticos que sean dignos de su responsabilidad, y que reformen urgentemente nuestro sistema democrático, para que no tengamos que aguantar 4 años sin poder poner freno a dictadores y sinvergüenzas. Feijóo y Rajoy empiezan a ser conscientes de lo hartos que estamos: espero que actúen correctamente y que rectifiquen, porque van por muy mal camino. Cuatro años son muchos años.


"Prometí que dejaría elegir a los gallegos el idioma que quisieran para que sus hijos recibieran la enseñanza, pero como habréis comprobado eso era sólo una mentira más de la campaña electoral para ganar votos..." (Feijóo con el Conselleiro de Educación, Vázquez, "compañeiros" de fechorías lingüísticas, responsables del perjuicio que se hace a miles de alumnos gallegos y a sus familias). Una pena que no vayan a la cárcel por ello; pero habrá que buscar la manera de que paguen por lo que están haciendo: es de justicia.


martes, 16 de abril de 2013

Adolfo Gacio, alcalde de Boqueixón: detenido y mantenido como concejal (Corrupción PPdG, 6).

Gacio oculta sus esposas a su llegada a los Juzgados de Lugo.
Adolfo Gacio ha sido durante 21 años Alcalde de la localidad coruñesa de Boqueixón (situada a 8 Km de Santiago, y cuyo territorio incluye una esquina del aeropuerto de Lavacolla), aunque ya había empezado su carrera política como concejal en 1983. También tenía cargos en el PP de A Coruña, y había sido portavoz del PP en la Diputación Coruñesa. Gacio había sido el hombre de confianza del popular capo gallego Romay Beccaría, quien le había nombrado asesor en la Consellería de Sanidade (aunque no tenía formación en materia sanitaria), de la que Feijóo era segundo y Negreira alto cargo. (Ver noticia con datos). 
El pasado verano se supo que Adolfo Gacio tenía intención de dejar la alcaldía e irse al extranjero: había solicitado a los gobiernos de Feijóo y de Rajoy una plaza como diplomático (secretario en la Embajada de España en Venezuela), plaza que se le había concedido, estando a la espera de que se publicara en el BOE para hacer el traslado (Ver noticia).
Pero sus planes se truncaron cuando el pasado 20 de septiembre fue detenido, imputado por la Jueza Pilar de Lara (titular del juzgado número 1 de Lugo) y acusado de cochecho, prevaricación y blanqueo de capitales, en el marco de la Operación Pokemon, en la que están implicados también otros alcaldes y cargos de diversos partidos por adjudicar contratos públicos (sobre todo tareas de mantenimiento de los Concellos) a diversas empresas del grupo Vendex a cambio del pago de sobornos. (En una segunda fase de la operación Pokemon han aparecido ramificaciones de la trama en Asturias y Cataluña, en el marco de la Operación Manga, con más políticos y empresas implicadas). 
Gacio testificó ante la Jueza, y tras pasar dos días en prisión quedó en libertad bajo fianza, pero imputado por seis delitos (Ver).
El presidente del PPdG, Núñez Feijóo, hizo unas declaraciones insinuando que lo que tendría que hacer Gacio era irse del partido: pero el famoso alcalde de Boqueixón, tras dimitir como alcalde, negoció con la cúpula del PP coruñés, y sus jefes del Partido decidieron permitirle seguir siendo concejal. Los compañeros locales de Gacio y el nuevo alcalde popular asignaron a Gacio un sueldo de 21.500 € al año como concejal del PP justificándolo por los servicios prestados y alegando que actuaría como un representante del Concello ante las instituciones y en el exterior (Ver)Tuvo que intervenir Núñez Feijóo criticando esa escandalosa decisión, y Gacio dijo que renunciaría al sueldo. Un mes después dimitió como concejal. Y que se sepa, el PP no ha abierto expediente a Gacio, tal como mandan sus propios Estatutos.

lunes, 15 de abril de 2013

Feijóo Alonso: alcalde de Baltar, acusado por coacciones, protegido por el PP (Corrupción en el PPdG, 5)

J.A.Feijóo y M. Baltar: caciques unidos en el corruPP.
José Antonio Feijóo Alonso, del PP, es alcalde del Municipio Orensano de Baltar (no confundir con el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ni confundir ese Concello con el apellido Baltar, el de los dos últimos presidentes (caciques) de la Diputación de Ourense).
Este Feijóo orensano está formalmente acusado y pendiente de ser juzgado por cuatro delitos de amenazas, otros cuatro de coacciones y uno más de malversación de fondos públicos. En las pasadas elecciones Municipales amenazó a la Farmacéutica del pueblo con boicotearle el negocio si no convencía a su empleada para que no fuera en las listas socialistas, y al negarse esta le dijo: “¡atente a las consecuencias!” y le amenazó con prohibir a los vecinos comprar en su Farmacia; también coaccionó de diversas maneras a los candidatos del PSOE, y ofreció dinero a un vecino (5.000 €) para que no se presentara en las listas electorales del PSOE.
Cuando el alcalde de Baltar fue denunciado, reaccionó (como empieza a resultar habitual entre los corruptos del PP) anunciando que pondría una querella contra los que le habían denunciado (inicialmente los socialistas, ahora también el Fiscal). Pero nunca la puso.
El PP, incumpliendo sus propios reglamentos, no le abrió expediente; al revés, le apoyó en todo momento, e incluso recibió nuevos cargos de responsabilidad en la Diputación de Ourense cuando ya estaba imputado. Sólo al final, hace apenas un mes, Jose Antonio Feijóo Alonso, de oficio prejubilado de Banca, ha pedido lo que llaman "la baja temporal en el PP" (igual que Baltar I), pero sigue siendo Alcalde y Diputado orensano.
En su calidad de Diputado Provincial ha tenido que declarar su patrimonio, que resulta impresionante: dos viviendas, dos bajos, un almacén, dos plazas de garaje, una finca en Xinzo de Limia, otra en la localidad portuguesa de Montalegre y “varias recibidas como herencia” en Baltar y Padroso, además de 17.000 acciones en diversas empresas, y de controlar varias  sociedades constructoras (Ver). ¿Sería capaz de explicar (sin mentir) cómo ha conseguido toda esa fortuna?

domingo, 7 de abril de 2013

Antonio Rodríguez Miranda, nº 3 del PP, ladrón confeso protegido por la casta política. (Corrupción PPdG, cap. 4).

Antonio Rguez. Miranda, entre los Baltar y Feijóo.
Antonio Rodríguez Miranda (ARM) llegó a ser el nº 3 del PP de Galicia al ser nombrado por Feijóo, el año 2009, Vicesecretario y Portavoz del Partido. Su carrera política había comenzado en el Concello de Allariz, donde a los 24 años (año 2001) ya era Portavoz Municipal; y el año 2004 llegaba a la Junta Directiva del PP de Ourense. Aunque en su currículum figura que estudió Biología en Santiago, no hay confirmación documental sobre si ARM terminó la carrera (agradecería información al respecto, porque cuando un político miente y engaña una vez, tenemos derecho a sospechar que lo ha hecho muchas otras); en cualquier caso no consta que haya ejercido nunca ninguna profesión aparte de la política (si es que la política se puede considerar una profesión antes que un servicio).

En febrero de 2010, el PSdG denunció en el Parlamento que el Diputado ARM había cobrado ilegalmente dietas para transporte. Era bien sabido que el portavoz del PP viajaba habitualmente en el coche oficial (con chófer) de su compañero de partido y vicepresidente de la Cámara, el también orensano Jose Manuel Baltar; pero se enteraron de que ARM llevaba años cobrando los 0,26 euros por kilómetro que tienen asignados los Parlamentarios cuando usan su propio coche para desplazarse hasta Santiago. ARM había hecho el cálculo de todos los desplazamientos teóricamente realizados y se había llevado fraudulentamente 26.000 euros de dinero público. ARM dijo al principio que sólo había ido con Baltar desde Ourense a Santiago “dos, tres o cinco veces”, y que eso era una anécdota. Pero ante los testimonios y pruebas mostradas en el debate, y reconociendo que había recibido todo ese dinero (los 26.000€), cedió y dijo que sus viajes de Ourense a Santiago sólo los había hecho en el coche oficial de Baltar aproximadamente el 15% de las veces, y que el resto había ido conduciendo su propio coche. Desde la oposición afirmaron que todo el mundo sabía que eso era falso y que tenía que devolver el dinero y dimitir. ARM afirmó entonces que, por si había dudas, devolvería todo el dinero percibido en concepto de kilometraje durante los 5 años que llevaba como diputado en la Cámara gallega. Entonces recibió los aplausos de sus compañeros del Grupo Parlamentario Popular, que hicieron declaraciones como que "Miranda deja muy alto el listón de la honestidad política" (ver). (Resulta sorprendente la actitud de quienes aplauden la honradez de alguien que roba, y que cuando es pillado afirma que va a devolver lo robado). Pero poco después el diputado y portavoz popular cambió de discurso y dijo que sólo devolvería el 15% de lo cobrado irregularmente. Algunos dijeron que lo había hecho (Ver). Pero no hay constancia documental de que haya devuelto nada. Personalmente, el año pasado le envié a ARM un correo electrónico a su cuenta pública del Parlamento Gallego, preguntándole si lo había hecho, y no me contestó.
Para acallar el escándalo que se empezaba a formar (Ver) (porque se supo que había otros parlamentarios implicados, que cobraban las dietas de los viajes a pesar de ir en coches de compañeros, o incluso cuando se quedaban a dormir en Santiago) decidieron taparse y protegerse los unos a los otros (por eso a los políticos se les llama “la casta”, y lo son de todos los partidos, en este caso PPdG, PSdG y BNG). Unos días después la Presidenta del Parlamento Gallego, la popular Pilar Rojo, aseguró que se iba a modificar el reglamento de cobro de dietas para evitar posibles casos de fraude (con lo que reconocía que se había producido fraude) (Ver noticia). Y todos se dedicaron a desviar la atención de la gente... Y allí no había pasado nada. (Ver comentario personal con referencias a UPyD).
Como nadie de los 3 principales partidos gallegos quiso aclarar lo ocurrido en el Parlamento (también ellos debían tener pufos que ocultar en el asunto de las dietas, sobre todo la socialista Laura Seara, que cobró fraudulentamente 31.000 euros), un grupo de abogados de Santiago solicitaron al Fiscal que actuara (Ver noticia), pero el Fiscal se inhibió. Y entonces esos mismos abogados presentaron una querella. Pero como ARM es Diputado, resulta que es aforado: y eso significa que la justicia le trata de manera especial: su caso pasó al TSXG, que archivó la querella; aunque en su resolución el alto tribunal gallego reconoció por escrito que esos Parlamentarios habían cometido irregularidades y conductas éticamente reprobables, pero no encontraron indicios de delito (y por lo tanto los parlamentarios implicados no fueron investigados) (Ver noticia).
El contraste con el conocido caso de la mujer valenciana sin recursos que se encontró una tarjeta de crédito y se gastó 200 euros en un supermercado, para dar de comer a sus hijos, y la justicia le condenó a 2 años de cárcel, es llamativo e indignante.
Sobre la dudosa imparcialidad de la justicia con los políticos, el propio PP, cuando estaba en la oposición y por boca de su portavoz de Justicia, Jesús Palmou, criticaba (el año 2008) la caótica situación de la justicia gallega y su politización: desde que Feijóo alcanzó la mayoría absoluta (año 2009) pienso que las cosas sólo pueden haber virado a favor del PP.
Tras volver a presentarse en las listas del PP el año pasado en las elecciones autonómicas y salir elegido por la provincia de Ourense, ARM no cumplió su compromiso con los votantes del PP que depositaron en él su confianza, y abandonó su escaño en el Parlamento gallego (eso también es corrupción de la democracia): apenas un mes después de haber comenzado la Legislatura, Feijóo le destituyó de su puesto de portavoz y le nombró Secretario de Emigración Gallego (ver noticia), no se sabe si para encargarse de los Emigrantes (y conseguir por todos los medios que vuelvan a votar al PP, ya que el PP en Galicia, de marzo del 2009 a octubre del 2011 perdió 128.146 votantes) o para mantenerlo alejado del Parlamento.
Resulta curioso encontrar en la hemeroteca de Internet cómo un ladrón confeso (porque se adueñó del dinero público de los gallegos mediante engaño y falsedad, y lo reconoció) como ARM, defendiende y apoya a políticos del PP involucrados en casos de corrupción. A uno de ellos fue al cacique de Ourense Jose Luis Baltar, denunciado por el Fiscal por prevaricación continuada, a quien ARM ha defendido hace poco, apelando a la presunción de inocencia (Ver). Por cierto, durante años Baltar favoreció desde la Diputación a la empresa del padre de ARM, pero cuando ARM se distanció de Baltar y pasó a ser leal a Feijóo, su empresa familiar dejó de recibir encargos de la Diputación (ver noticia con datos del negocio año por año). Así es como entienden la política los del PP: como en El Padrino, lo primero es la familia (y la lealtad).
Cuando el famoso caso de corrupción en Gondomar que afectó al PPdG estaba a punto de aflorar, y al final fue condenado el Alcalde, ARM lanzó una dura campaña de acusaciones de corrupción contra el PSdG. Los socialistas se cabrearon mucho con el Portavoz del PP y le pusieron una denuncia por calumnias, alegando que desde el PP estaban haciendo esa sucia campaña para distraer a la opinión pública del caso Gondomar. De las duras acusaciones de ARM contra el PSdG (y las amenazas de poner querellas) no se supo nada más, lo que parece demostrar que ARM y el PP efectivamente estaban lanzando una cortina de humo con invenciones. A muchos nos produce repugnancia ese tipo de política.
Volviendo, para terminar, al cobro fraudulento de las dietas por kilometraje protagonizado por Antonio Rodríguez Miranda, todos estamos de acuerdo en que no podemos seguir tolerando los abusos y los privilegios de los políticos: todos nos pagamos el viaje para ir al trabajo, y todos justificamos los gastos ante nuestras empresas y ante Hacienda. Se tiene que acabar la época de su impunidad, y de que los políticos se encubran vergonzosamente unos a otros. Muchos reclamamos la dimisión de Miranda como diputado, y pedimos que devuelva todo el dinero que recibió por viajes que no hizo.
Un periódico de Galicia publicó el día 23 de febrero de 2010, días después de salir a la luz el escándalo del popular Antonio Rodríguez Miranda y de la socialista Laura Seara, una encuesta de participación en la que se preguntaba: ¿deben dimitir los diputados que hayan reconocido el cobrofraudulento de dietas de kilometraje? Y en un breve espacio de tiempo se recogieron 1585 votos a favor de la dimisión (98%) y 39 en contra (2%), junto con más de 100 comentarios, pidiendo la destitución inmediata de los implicados y su procesamiento. Ya se ve que los ciudadanos vamos en una dirección y los políticos en otra. Las cosas tienen que cambiar. Hemos llegado al colmo del engaño y del desencanto: ¡Tolerancia cero con la corrupción!

martes, 2 de abril de 2013

Telmo Martín. De humilde fontanero a Alcalde y Diputado millonario (el más rico de España). (Corrupción PPdG, 3)


Telmo Martín, abrazando a Rajoy y a Feijóo.
Telmo Martín (TM) pasó de ser un humilde fontanero que tuvo que emigrar a Alemania en su juventud, y a su regreso montó un negocio familiar de fundición, a ser el Diputado más rico de los 350 que componen el actual Parlamento (según el patrimonio declarado).
Su pequeña empresa de construcción creció como la espuma con su entrada en política, sobre todo mientras Álvarez Cascos fue Ministro de Fomento (2000-2004), pues le concedió a TM el suministro de hierro para la ampliación del aeropuerto de Barajas, 64.000 toneladas (que lógicamente no salieron de Pontevedra) y también para varios tramos del AVE. (Ver reportaje "De fontanero a Alcalde millonario").
TM fue Alcalde de Sanxenxo entre 1999 y 2006, realizando también esos años una intensa actividad como empresario de la construcción.
Los vecinos de Portonovo, Sanxenxo, le llevaron a los tribunales por recalificar unos terrenos que había comprado (y que después vendió a una empresa constructora de familiares de Xosé Cuiña, dirigente del PP gallego) y por construcciones ilegales que se hicieron con altura excesiva e invadiendo dominio público en la playa de Silgar (Sanxenxo).
La causa judicial contra TM sufrió muchas trabas y estuvo paralizada mucho tiempo*. Las diligencias de su caso (más de 200 folios) desaparecieron de un despacho del Juzgado de Cambados (ver noticia). Recientemente el Tribunal Supremo ha ordenado a ese Juzgado que siga investigando (ver noticia).
TM dejó su puesto de Alcalde de Sanxenxo, en parte forzado por la oposición vecinal y por los escándalos de su empresa constructora, y fue designado por el PP candidato a la alcaldía de Pontevedra: pero en las municipales de mayo de 2011 no consiguió votos suficientes para gobernar. Incumpliendo su palabra y la responsabilidad contraída con sus votantes abandonó su acta de Concejal para poder ser Diputado del PP. Ser Diputado le confirió la condición de aforado  y mayor protección judicial.
Independientemente de que probablemente no tarde mucho en pasar de ser imputado a ser condenado, lo que hizo la Xunta con TM refleja perfectamente la corrupción institucional del PP: el Consello de la Xunta gobernada por Feijóo acordó en noviembre de 2011 perdonar una sanción de más de 3 Millones de euros a la empresa constructora de Telmo Martín. No olvidemos que Telmo Martín era en ese momento presidente del PP de Pontevedra (lo fue entre los años 2007 y 2012). Feijóo cometió una injusticia y un acto de amiguismo partidista. Fue un escándalo que después la Xunta trató de silenciar. Y actualmente el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia sigue investigando si la Xunta actuó legalmente perdonando esa multa.
La empresa dirigida por TM, llamada Construcuatro, ya había sido condenada a pagar una multa de 2 millones y medio de euros por cobrar (los años 2006 y 2007) sobreprecios abusivos (exigiendo el dinero en negro) a los 62 compradores de Viviendas de Protección Oficial que construyó en Navia (Vigo), y a devolver el dinero cobrado (1,23 M de €) (Ver noticia). Ese pleito también fue bastante accidentado, pues la Audiencia Provincial de Pontevedra en un momento determinado ordenó inexplicablemente su archivo (Ver noticia), aunque después se vio forzada a reabrirlo.
Construcuatro tiene otros pleitos pendientes, como la reclamación de 1,5M de € por usurpar unos terrenos en Vigo, sobre los que construyó un edificio: nadie sabe como TM consiguió la licencia municipal de obras en Vigo: ¿engañaron a Urbanismo o pactaron con ellos? (Ver noticia).
También TM, días antes de abandonar la alcaldía de Sanxenxo, aprobó un plan urbanístico en el que consideraba propiedad del Concello terrenos particulares (en O Revel). Quizá pensaba (con mente de cacique: aquí se hace lo que yo quiera) que con su poder institucional los afectados (los robados) se subyugarían; pero pinchó en hueso, porque uno de los propietarios (Nacho Velón) ha luchado contra el poder del PP y sigue en pleitos contra la actual alcaldesa: los perjuicios que este tema está ocasionando a los vecinos (se retrasa la construcción del nuevo colegio por falta de terreno hasta que se arregle el conflicto) son únicamente atribuibles a TM y al PP.
Mientras ocurre todo esto, los dirigentes del PP, como el presidente de la Diputación de Pontevedra Rafael Louzán (Ver) no dejan de defender la honradez de TM, asegurando que es víctima de una conspiración.
También apoyó explícitamente a TM el Conselleiro de Territorio Agustín Hernández (Ver), quien por cierto nombró delegado de su Consellería en Pontevedra a Díez Yáñez, un promotor inmobiliario que había dirigido empresas vinculadas a la trama Gurtel y que había hecho negocios con TM el año 2006 (ver noticia): conviene añadir que esos negocios acabaron en pleitos, y parece que el asunto le va a costar mucho a las arcas municipales de Sanxenxo (por desidia en la gestión del PP y en beneficio de empresas privadas), tema sobre el que los partidos de la oposición exigieron que se abriera una investigación, a lo que el PP se negó (ver noticia).
También la Jefa de Costas del Estado, Cristina Paz Corbera, del PP, ha defendido la legalidad de las construcciones en la costa del ex alcalde de Sanxenxo (Ver noticia). Esa señora es la que hizo los informes que Feijóo usó para perdonar la famosa multa a TM, y da la casualidad de que esa señora tiene un pleito pendiente por haberse hecho un chalet ilegal en la costa de Sanxenxo, con la complicidad del alcalde (y con informes con errores que salieron del departamento de Costas donde ella misma trabajaba). Ahora defiende al Alcalde imputado diciendo:"se cebaron con él; todo el mundo fue contra el pobre Telmo". ¿Pobre Telmo? Es el Diputado más rico de España, con un patrimonio declarado de 21 Millones de Euros. ¿Fruto de su trabajo o de recalificaciones y de negocios políticos más o menos ilegales?

* Las trabas judiciales en los casos que implican a TM se pueden "explicar" teniendo en cuenta el control y la influencia que algunas instancias políticas ejercen sobre jueces y tribunales, lo que es vox pópuli.

Carta abierta a Carlos Mantilla (Corrupción PPdG, 2).

Días después de salir a la luz el asunto de los papeles de Bárcenas tuve la suerte de escucharte en directo cuando reconocías públicamente en la Radio Galega que parte de la financiación del PP era ilegal, que era por todos conocido que se manejaba dinero negro, y que Rajoy y otros líderes del PP cobraban sobresueldos de ese dinero. Tu testimonio, siendo un político del PP de gran peso y experiencia (desde 1983 en el PP, Concejal en Vigo, portavoz, presidente del PP de Pontevedra, Vicepresidente de la Diputación de Pontevedra, Senador, y Diputado del PP durante 4 legislaturas, de 1993 al 2008) tenía y tiene un gran valor, porque es evidente que todo lo que afirmaste lo sabías de primera mano y por experiencia propia. Y la prueba de que no mentías es que nadie en el PP te ha denunciado por calumnias. Otros políticos de tu partido, como el presidente del PP canario, y un ex cargo del PP en Navarra, han validado tu declaración, al reconocer que ellos cobraban sobres con dinero negro.
Sin embargo, días después Rajoy negó tajantemente que en vuestro Partido hubiera habido nunca dinero negro. Y parece que dio orden a todos los del PP para que dijeran lo mismo. Entiendo que el día que hablaste en la radio (y los días siguientes, cuando ratificaste en la prensa tus declaraciones) no estabas al tanto de la orden y de la estrategia elegida por Rajoy, y pensabas que decir la verdad era lo correcto. Por otra parte, tras conocer la fortuna (un mínimo 38 millones de euros) que Bárcenas, siendo tesorero del PP, acumuló en Suiza resultaba descarado e increíble negar la contabilidad B dentro del PP, y como tu mismo habías dicho sorprenderse o escandalizarse por ello era una hipocresía.
El otro día un ex Alcalde de Vigo del PP me decía: “dicen que por tu culpa Carlos Mantilla tiene que ir a declarar a Madrid”. Y yo le aclaré: “no es por mi culpa, sino en todo caso por la suya propia, por lo que dijo en la radio”. Yo solo repetí y difundí tus palabras: me parecieron muy importantes, y te felicité por tu sinceridad. Y tu declaraciones me hicieron albergar la esperanza de que pudieras ser pieza clave para adecentar la política en España, para que se supiera la verdad (algo que el PP siempre defiende, aunque luego sus actos vayan en otro sentido). Por eso me alegré de que te llamara a declarar el Juez Ruz con motivo de la investigación que está haciendo sobre las cuentas del PP. Y confié en que colaborarías con la justicia (un deber de todos los ciudadanos), y en que le contarías todo lo que sabes sobre la financiación ilegal del PP, sobre los sueldos en negro que dijiste que cobraban los altos cargos del PP, y sobre cómo conseguíais donativos de empresarios (y a cambio de qué). Pero me has decepcionado, Carlos. Delante del Juez Ruz dijiste lo que Rajoy quiere que se diga: que en el PP nadie sabe nada de todo eso. Ya debes ser consciente de que has quedado en evidencia: si un día dices que hay dinero negro y otro día que no lo hay, una de las dos veces no has dicho la verdad. Y si ha sido ante el Juez es bastante grave. Es una pena, porque España necesita que en el PP se haga una limpieza a fondo, que salgan a relucir todos los trapos sucios, que se aplique justicia y que se regenere el partido. Ocultando la verdad sobre vuestra financiación ilegal no hacéis más que empeorar la situación. Porque cada vez estamos más cerca de que se sepa todo, a pesar de que Rajoy y todo el PP se estén preocupando más de encubrir la corrupción que de gobernar. Por eso te escribo esta carta pública, estimado Carlos, ya que tuviste "un ataque de sinceridad" que te compromete, para pedirte que reflexiones y hagas lo correcto. No es el momento de ser leal a un partido que está enrocado en la mentira y en la corrupción, sino de ser leal a ti mismo, a la dignidad y a la gran mayoría de los votantes del PP, que no están de acuerdo con lo que la cúpula y la casta política del PP están haciendo. Tu ya no tienes cargos en el PP, y puedes permitirte decir la verdad: y lo has demostrado. Deseo que decidas bien y espero (esperamos) tu respuesta. Gracias.

Un esperanzado saludo: Pedro Larrauri.

PD: esta carta (con mínimas modificaciones) ha sido publicada hoy en Atlántico Diario de Vigo: Ver en edición digital.

Carta abierta a Corina Porro (Corrupción PPdG, 1).

Estimada Corina Porro:
(Como nos conocemos personalmente estimo que nos podemos tutear).
Te hiciste famosa cuando en 1999 Fraga te nombró Conselleira (de Asuntos Sociáis, una consellería creada ad hoc para ti), y cuando a finales del 2003 llegaste a ser Alcaldesa de Vigo. Al año siguiente fuiste elegida presidenta del Partido Popular en Vigo. En 2007 perdiste las elecciones municipales, y aunque habías dicho que ibas a seguir trabajando en Vigo, abandonaste tu puesto de concejala electa. Muchos consideran que quien hace eso comete un fraude a sus votantes, a quienes ha pedido su confianza y su voto para que les represente en las Instituciones: es una corrupción de la democracia ¿tú qué opinas? Tu prestigio político era grande, y por tanto tu responsabilidad; y como persona pública que eres tienes que responder de tus actuaciones públicas ante la sociedad.
En 2008 fuiste elegida Senadora, cargo que también abandonaste (dejando a la provincia de Pontevedra sin un Senador), y también fuiste en el nº 2 de la lista del PP para ser elegida Diputada Autonómica en 2009, cargo que también abandonaste para ser nombrada por Feijóo Presidenta de la Autoridad Portuaria. Allí organizaste y pasaste a presidir la Fundación Puerto de Vigo (FPV), uno de esos chiringuitos que el Presidente de la Xunta había dicho que iban a desaparecer). A esa Fundación es difícil reconocerle alguna actuación útil, pero lo que está claro es que manejó de manera oscura mucho dinero, que se sepa más de 1 millón de euros, provenientes de aportaciones de empresas y de subvenciones oficiales. Hay quien piensa que todo ese dinero se usó ilegalmente para pagar favores y para financiar tu campaña electoral (¿fue así, o quién se lo quedó?). Pero cometiste el error de nombrar Gerentes de la FPV a dos tipos honrados, que cuando vieron el chanchullo que os habíais montado los del PP de Vigo (Carlos Mantilla es uno de los involucrados) lo denunciaron a Feijóo y a Alfonso Rueda (máximo responsable jerárquico de la FPV). La cúpula del PP decidió encubriros, y sólo se os ocurrió inventar una reunión inexistente y falsificar un acta para poder justificar vuestros manejos económicos ilegales. Pero uno de los supuestos asistentes a esa reunión (un empresario del patronato de la FPV, que por atreverse a decir la verdad llevando la contraria a la cúpula del PP demuestra tenerlos muy bien puestos) ha declarado que aunque lo ponga en ese acta, él no fue a esa reunión.
Los ex Gerentes han presentado una demanda y el juez está investigando. Tú, Corina, ya has ido a declarar como imputada: pero te has negado a responder a las preguntas de los abogados. Y al salir del juzgado y ser preguntada por la prensa, sólo se te ocurrió decir que los demandantes eran unos sinvergüenzas. Si no tienes nada que ocultar ¿por qué no contaste la verdad? Yo supongo que la cúpula del PP estará intentando que el escándalo de la FPV no salga a la luz, usando todas sus influencias para que no se investigue y para que los jueces archiven las demandas.
A pesar de todo el dinero negro disponible para la campaña no conseguiste mayoría en las elecciones de mayo de 2011. Y volviste a incumplir tu palabra de seguir trabajando por Vigo: “me presenté a unas elecciones municipales y voy a continuar; tomaré posesión, estaré al frente del partido, seré la portavoz municipal y Chema Figueroa el viceportavoz”, manifestaste a Faro de Vigo en la primera entrevista publicada tras la derrota. Pero no cumpliste tu palabra.

Un mes después Feijóo te nombró Presidenta del Consello Económico e Social, un puesto en Santiago (supongo que irás en coche oficial con chófer ¿es así?) en el que cobras más que el propio Presidente, en un chiringuito que la mayoría de la gente piensa que no sirve para nada (incluso en Castilla la Mancha el PP ha llegado al poder y lo ha liquidado). No parece además que estés muy cualificada para ocupar ese puesto, pues no eres jurista ni economista sino Auxiliar de Enfermería (aunque en bastantes sitios figuras como Enfermera: quizá tus asesores de marketing piensan que se puede poner cualquier cosa para obtener mejor imagen: pues recuerda que un parlamentario inglés ha tenido que dimitir por mentir sobre quién conducía su coche). Y para poder ocupar ese puesto en el Consejo Económico y Social has vuelto a abandonar tu escaño de concejala electa (ni lo llegaste a ocupar: probablemente los vigueses que votaron al PP tendrán en cuenta esa reincidencia, y se lo piensen mejor la siguiente vez), y además has tenido que causar baja en el Partido Popular, pues el reglamento del CES establece que su presidente no puede ser de ningún partido: el espíritu y el objetivo de ese reglamento es garantizar la independencia del CES, y por lo tanto debe elegirse a alguien que no sea de ningún partido; por lo tanto que alguien (tú o cualquiera) se dé de baja de su partido para ocupar ese puesto es un fraude y una inmoralidad, aunque sea legal; y desprestigia a la propia institución. Quizá tus amigos del PP te han clavado un puñal en la espalda al darte un puesto que te obliga a dejar el Partido: porque si dentro de poco eres condenada por el asunto de la Fundación Puerto de Vigo, Feijóo y su equipo dirán que no eres militante del PP, y a lo mejor hasta dicen que no te conocen (como hicieron con Pablo Crespo) y si “cantas” probablemente te pongan ellos mismos una denuncia (como hicieron con Bárcenas).
¿Qué me puedes responder a todo esto, Corina? Si es verdad lo que se ha publicado (en lo que baso mis acusaciones) y no has desmentido, tienes que dejar tu cargo en el CES, retirarte de la política, pedir perdón y afrontar tu defensa: sólo deseo que se haga justicia, ni más ni menos. Y si no es verdad, te pedimos explicaciones y debes darlas.

Para mí no eres más que un exponente de la corrupción institucional que reina dentro del PP; pero tras bastantes años de impunidad y prepotencia ha llegado la hora de que se sepa toda la verdad, y de poner a cada uno en su sitio.
Dice el refrán que lo cortés no quita lo valiente: un cordial saludo: Pedro Larrauri.

Carta abierta a mis amigos del PP, sobre la corrupción de su partido.

Mapa de casos de corrupción en el PP.
Mantuve hace días un debate en Twitter con algunos políticos vigueses del Partido Popular a los que aprecio: Gerardo Chamorro, Javier Dorado y Teresa Egerique. Escribí que el hecho de que Baltar hubiera recibido el 94% de los votos confirmaba que el PP en su conjunto es un partido corrupto, porque la gran mayoría de los compromisarios del PP apoya y defiende una opción corrupta y caciquil. Hay quien dice que no se puede generalizar, pero por la misma razón no se puede generalizar diciendo que nunca se puede generalizar.
Pienso, y así se lo dije, que no todos los que entran en el PP son corruptos; pero también añadí que en estos momentos es imposible estar en el PP y no contaminarse; y que se puede afirmar razonablemente que el PP en su conjunto es un partido podrido.
Mis interlocutores del PP se sintieron sorprendidos por mis críticas, y creo que se cabrearon. Me dedicaron algunas puyas, y uno de ellos dijo que no esperaba de mí esa “bajeza”. Rechazo ese calificativo. Porque decir la verdad y denunciar la corrupción no es bajeza; antes al contrario, es algo necesario. Y se puede decir que no hacerlo (no denunciar la corrupción conociéndola) sería bajeza.
Y yo les digo a mis amigos y a todos los del PP: ¿vosotros queréis que se aclaren todos los posibles casos de corrupción? ¿Queréis que se haga justicia y que los políticos que han delinquido, de todos los partidos, sean juzgados y condenados? ¿Sí? Pues entonces no hay ningún problema: todos queremos lo mismo.
Una persona concreta a la que conozcamos puede ser muy válida y honrada; pero si se apunta y participa en una asociación mafiosa, o que defiende y practica el terrorismo o cualquier tipo de acción reprobable, ya no podremos calificarla de honrada (salvo que pensemos que es un ingenuo e ignora la realidad). Ese es ahora mi sentimiento hacia la mayoría de las personas del PP que conozco, y también hacia los que lo votan y apoyan: porque quien apoya a un corrupto también lo es. Si alguno me demostrara, a título individual, que no es corrupto, cambiaría mi criterio puntualmente y le pediría perdón. Pero si esos políticos que están en el PP quisieran ir contra la corrupción y contra los corruptos de su partido, ya lo habrían hecho notar, al menos denunciándolos (motivos tienen de sobra). Aunque probablemente a continuación hubieran sido represaliados o expulsados del partido.
Puede considerarse un atenuante pensar que el cerebro de esos políticos del PP les hace calificar los casos de corrupción que hay en su partido de mínimos, leves, justificables, falsas acusaciones, inexistentes… Un mecanismo de defensa inconsciente similar al que le ocurre a quien está en una secta (llamado sesgo de confirmación: la tendencia a favorecer la información que confirma las propias creencias, y a rechazar u olvidar las que las contrarían). Y quizá también justifiquen esa corrupción pensando que el PP es un mal menor, la opción política menos mala; y no se vean con fuerzas para irse y buscar (o fundar) otro partido político en el que poder defender sus ideas y trabajar por el bien común (que no dudo que en algunos casos sea lo que les mueve), pero sin corrupción. La decisión depende de ellos. En cualquier caso tendrán que aceptar el chaparrón de críticas por corrupción que les está cayendo, que va en aumento porque están empezando a salir muchos pufos, y los dirigentes del PP no dan la cara, o quedan en evidencia por mentir, y no hacen lo que tendrían que hacer.
Con motivo de la publicación de los papeles de Bárcenas varios concejales del PP abandonaron el partido: las declaraciones que algunos hicieron les debería hacer recapacitar a todos los políticos de ese partido (Ver). Porque si siguen en el PP es porque quieren. ¿Lo hacen para intentar acabar con la corrupción desde dentro del Partido? ¡Genial! Mi deseo es que lo logren pronto, y en ese caso les felicito: y quedo a la espera de que lo demuestren.
Que el PP es hoy en día un partido corrupto en su esencia, que persigue fundamentalmente su propio beneficio y el de sus integrantes y aliados (y no el bien común y el progreso de la sociedad), y que por eso buscan mantenerse en el poder cuanto más tiempo mejor, y que para lograr sus objetivos no le importa ocultar la verdad, mentir, no cumplir su programa, actuar con ilegalidad y encubrir la corrupción, nos resulta a la mayoría de los gallegos y de los españoles algo evidente; sobre todo a los mejor informados.
Si eres del PP y has llegado hasta aquí, estamos de enhorabuena: probablemente te produzca cierto desagrado y cabreo lo que estás leyendo... Pero acepta la posibilidad de que no todo sea tan bonito como crees que es el PP. Me gustaría ofrecerte una medicina que surta buen efecto, que te abra los ojos y te lleve a tomar decisiones.... Tómate tu tiempo. Infórmate sin miedo... Hace años fui votante del PP. No estaba al tanto de la vida política. Ahora me produce profunda tristeza y preocupación todo lo que sé sobre su corrupción (que probablemente sólo sea la punta del iceberg). Pero confío en que dentro del PP puede encontrarse la fuerza y las personas necesarias para regenerarlo: y regenerar el PP va a ser algo imprescindible para conseguir regenerar la democracia en España. ¿Serás tú una de esas personas? Aunque sólo sea por curiosidad, y por el espíritu de la amistad que han inspirado estas letras, lee los artículos que van a seguir a este.
Voy a dar, como una terapia de choque, algunas muestras de la corrupción del Partido Popular en Galicia (sin pretender ser exhaustivo). No se trata de políticos de segunda fila que son pillados con las manos en la masa y expulsados del partido. Es algo mucho más grave: son casos que dejan ver la corrupción institucional dentro del PP, la corrupción de los altos cargos y el encubrimiento a los corruptos. No hablo de corrupción de políticos del PP, sino corrupción del PP.
Un saludo muy cordial para cada uno de los 3 citados al principio, que inspiraron este trabajo; y para todos los del PP a los que pueda llegar este texto. (Si no eres del PP, te pido que se lo hagas llegar a tus conocidos "populares"). Te digo "lo siento" por adelantado: soy médico, y a veces tengo que producir dolor para intentar curar; te aseguro que lo que persigo no es ofender ni molestar ni hacer daño. Para arreglar un jardín no basta plantar buen césped: también hay que arrancar y acabar con las malas hierbas. Y en eso estamos. La sociedad española lo necesita urgentemente.
Saludos muy cordiales: Pedro Larrauri.

A continuación, un elenco de casos:
"para muestra un botón" (se puede deducir fácilmente todo lo demás):
1. Carta abierta a Corina Porro, ex alcaldesa de Vigo, imputada por sus actuaciones en la Fundación Puerto de Vigo, y presidenta de un chiringuito para el que no está cualificada: Ir al artículo.
2. Carta abierta a Carlos Mantilla, ex presidente del PP de Vigo, Diputado 4 legislaturas, que un día reconoce que en el PP hay dinero negro y al otro día (ante el Juez) lo niega: Ir al artículo.
3. De cómo Telmo Martín, que empezó su carrera como humilde fontanero, se afilió al PP, llegó a ser Alcalde de Sanxenxo (Pontevedra), y hoy en día es el Diputado más rico (según patrimonio declarado) de los 350 miembros del Parlamento Español: Ir al artículo.
4. Antonio Rodríguez Miranda, nº 3 del PPdG, ladrón confeso protegido por la casta política: Ir al artículo.
5. Feijóo Alonso, alcalde de Baltar, acusado por coacciones, protegido por el PP: Ir al artículo.
6. Adolfo Gacio, alcalde de Boqueixón, detenido y mantenido como concejal: Ir al artículo.
7. Feijóo: cuatro años mintiendo a los gallegos: Ir al artículo.
8. Baltar, un cacique corrupto protegido por el Fiscal General. Ir al artículo.
9. Baltar, un supercacique que es capaz de controlar a CCOO. Ir al artículo.
10...
Continuará (se publicarán más casos).