jueves, 16 de noviembre de 2017

¿Puede un abogado mentir a los jueces para que condenen a un inocente? (En referencia a mi caso).

   Hace poco tuve la oportunidad de hablar con un experto en asuntos judiciales, y le pregunté si es legal que un abogado que presenta una denuncia contra un ciudadano pueda mentir en sus declaraciones, en sus preguntas en sala, en los escritos que dirige al juez..., para tratar de conseguir que ese ciudadano sea condenado.
   Me contestó que en principio sí podía mentir, pero que no veía posible o fácil que lo hiciera, porque las pruebas suelen ser muy claras, y si se va contra ellas se queda en evidencia. Le conté mi caso y todas las mentiras y calumnias que el abogado Alfonso Iglesias había dicho contra mí, y quedó asombrado. Me dijo que todo eso debía saberse.
   Voy a empezar centrándome en un ejemplo que lo deja muy claro.
   Mi abogado defensor Manuel Carpintero planteó en el recurso de apelación que, según los hechos probados, la aparición de la isquemia (falta de llegada de sangre al pie) y la consiguiente amputación de la pierna se podían y se debían achacar a las actuaciones del Dr. Lores, el cirujano vascular que fue quien realmente realizó la amputación (echándome a mí la culpa de ese lamentable resultado).
    Pues bien: el abogado Alfonso Iglesias respondió a esa proposición (en la pagina 17 del escrito de oposición que dirigió a la Audiencia Provincial de Pontevedra en junio) faltando a la verdad, pretendiendo engañar a los jueces, al afirmar que la juez de lo penal, en su sentencia, “procedió a efectuar un análisis.. de la actuación médico-quirúrgica llevada a cabo por el Servicio de Cirugía Vascular de Povisa y concluye que la misma ha sido -simple y llanamente- IMPECABLE”. (Se refiere a las actuaciones del Dr. Lores en el Hospital donde trabajaba, y donde se realizó la amputación dos días después de que la paciente fuera trasladada desde mi Hospital).
   Ese calificativo que emplea el Sr. Iglesias y pone en boca de la juez, “IMPECABLE” (y además lo pone en mayúsculas), es algo que se inventa, pues no aparece ni en mayúsculas ni en minúsculas, ni aplicado a la actuación del Dr. Lores ni en ningún sitio de la sentenciaProbablemente el Sr. Iglesias confía en que los jueces de la Audiencia Provincial le crean, y no revisen la sentencia, y asuman como cierto que la juez llegó a esa conclusión y empleó la palabra "impecable" para valorar todo lo que hizo el Dr. Lores. Pero eso no es verdad.
Juego de palabras en inglés:
abogado y mentiroso suenan muy parecido.
   Que la juez no considera impecables ni acertadas todas las actuaciones de ese cirujano vascular queda muy claro en la sentencia cuando reconoce (pág. 33) que el diagnóstico que hizo el Dr. Lores (“isquemia irreversible de más de 80 horas de evolución”, un diagnóstico que repite como cierto el abogado Sr. Iglesias) fue incorrecto. Y la juez también asegura (y es algo indudable) que no es cierto que a las seis horas del accidente la pierna ya no tenía salvación, como afirmó reiteradamente el Dr. Lores. Queda claro que ese cirujano vascular, al que se puede considerar presuntamente responsable de la amputación, actuó equivocadamente desde el principio.
   La juez en su sentencia no profundiza en si la actuación del Dr. Lores fue correcta o no: no entra a juzgarle porque no estaba imputado. Y dice, como de pasada, que algunos peritos consideran que ese cirujano vascular actuó correctamente. Pero otros peritos, expertos especialistas en Traumatología y en Cirugía Vascular afirmaron y demostraron lo contrario. Y desgranando los informes y las declaraciones de los médicos peritos que participaron en el juicio, se puede comprobar que todos ellos (incluso los de la acusación y las Forenses, carentes de práctica en medicina asistencial) encuentran contradicciones e incongruencias en las actuaciones y afirmaciones de ese cirujano vascular, y dan a entender que algunas cosas que dice son falsas.
   El abogado Sr. Iglesias parece muy interesado en distorsionar la verdad en este tema, tratando de convencer a los jueces de la Audiencia de que el Dr. Lores no cometió ningún error. Y por eso en ese mismo párrafo citado de su escrito, afirma que en la sentencia se efectuó "un análisis minucioso, exhaustivo, concienzudo y pormenorizado" de las actuaciones del Dr. Lores. Pero leyendo la sentencia es evidente que eso no fue así: que se dejaron muchos cabos sin atar. Por ejemplo, no se analizó que el Dr. Lores cometiera la imprudencia de no leer los informes antes de operar (algo considerado mala praxis por el Tribunal Supremo); ni que realizara la operación de bypass antes de poner el fijador externo (lo contrario a lo que indican los protocolos de su especialidad, algo destacado por peritos de ambas partes); ni las mentiras y manipulaciones interesadas y descaradas que realizó en sus informes (falseando datos médicos objetivos para encubrir su error, como el informe del radiólogo de su propio hospital que transcribió modificado a su informe, lo que cualquiera puede comprobar); ni que se empeñe en asegurar que no había ninguna circulación colateral (cuando todos los peritos -menos algunos de la acusación, que o mienten o están equivocados- y las pruebas objetivas -dos angioTACs con imágenes e informes que no dejan lugar a dudas- demuestran que sí la había, y que era muy abundante); ni cómo es posible que si la extremidad estaba en necrosis pudiera usar la vena safena de esa pierna para hacer su operación de bypass (algo que demuestra y reafirma que no había isquemia irreversible, y que el Dr. Lores miente). El Sr. Iglesias se empeña en mantener que el Dr. Lores realizó la sutura del bypass distal a una zona de la arteria poplítea que estaba sana, algo que todas las pruebas demuestran que es falso: esa arteria estaba trombosada desde la mitad hasta su final. Todo eso se explicó en el proceso, aunque algunas cuestiones no fueron comprendidas por los no-médicos, (incluida la juez del caso que decidió condenarme a pesar de manifestar que seguía teniendo dudas), debido a su complejidad, y ha sido pormenorizado por mi defensa en el recurso.
   Y si no se pudo hacer un análisis correcto de las actuaciones del Dr. Lores fue debido -entre otras cosas- a que en el proceso judicial no se permitió que fueran citados a declarar los facultativos del Hospital donde trabajaba (tal como mi defensa solicitó), que de haber ido al juicio habrían dejado todavía más en evidencia los graves errores y las mentiras de ese cirujano vascular. Efectivamente, el abogado de la acusación, el Sr. Iglesias, recurrió la petición de mi abogado y logró que no fueran aceptados esos testigos, que no fueran citados a declarar (lo que vulnera mi derecho a la defensa, que incluye poder presentar pruebas pertinentes), en beneficio de su evidente propósito de ocultar la verdad para lograr que me condenaran a mí en vez de al Dr. Lores.
   Estoy seguro de que el Sr. Iglesias sabe que yo soy inocente: que la amputación de la pierna no se produjo por nada que yo hiciera o dejara de hacer; y sabe quién es el verdadero culpable: aunque está claro que no le interesa reconocerlo. Quizá al principio del caso creyó de buena fe lo que decía el Dr. Lores, pero a estas alturas el Sr. Iglesias ya sabe que es una sarta de mentiras: si toda su versión fuera verdad, ese cirujano vascular no incurriría en tantas contradicciones y no tendría que haber mentido en sus informes; y al Sr. Iglesias no le habría importado que vinieran a declarar los médicos de Povisa.
   Las pruebas (entendidas correctamente) están todas de mi parte, y cualquiera que lo estudie con objetividad lo puede entender así. Como también entenderá mi apreciación de que el Sr. Iglesias lleva tiempo actuando de facto como abogado defensor del Dr. Lores: por eso afirmó, en el escrito citado, que considera la actuación de ese cirujano vascular, además de impecable, “digna de todo encomio y ajena, por supuesto, a la producción del resultado” (cuando dice "resultado" se refiere a la amputación). No solo plantea como perfectas todas sus actuaciones médicas, sino que -como se ha visto con el empleo de la palabra "impecable"- miente. Y lo hace para encubrir al Dr. Lores: pues si consigue que jueces y fiscales sigan pasando por alto los errores y las mentiras del Dr. Lores, y no se investigue su actuación, podrán seguir creyendo que fue en mi Hospital donde se produjo algún error que causó isquemia e hizo inevitable la amputación. Se ha demostrado que es falso que en mi Hospital se produjo isquemia, y ningún perito ha podido defenderlo con datos científicos: entre otras cosas, los datos clínicos, las imágenes de los angioTACs, las fotografías tomadas en Povisa y los análisis de sangre en todo momento normales lo prueban científicamente. El médico que diga que hubo isquemia antes del traslado falta a la verdad o es un ignorante. Pero si el Sr. Iglesias los sigue engañando será posible que ratifiquen la injusta sentencia condenatoria que he sufrido, basada en las mentiras de ese cirujano vascular repetidas y amplificadas por "su abogado defensor". Ambos, cirujano vascular y abogado, han constituido una simbiosis basada en la falsedad, en la que el Dr. Lores, que mintió desde el primer día echándome la culpa de la amputación, también sale altamente beneficiado: porque si con la ayuda del abogado Sr. Iglesias consigue que se dé por buena su gran mentira, su calumnia, nunca tendrá que asumir sus responsabilidades.Y así el abogado coruñés Alfonso Iglesias también conseguirá sus objetivos.
 Hasta aquí el ejemplo de su mentira "impecable", y comentarios que aclaran la cuestión. Pero son muchas las mentiras que ese abogado ha proferido durante este proceso. Ha mentido el Sr. Iglesias al afirmar reiteradamente, de palabra y por escrito, que en este caso se produjo una luxación de rodilla (falso); que la paciente durante el ingreso en mi Hospital tenía la pierna fría y pálida (falso); que tenía severos dolores que no respondían a analgésicos pautados (falso); que yo sólo le daba más y mas calmantes (falso); que la pierna tenía trastornos neurológicos ocasionados por isquemia y cada vez más llamativos (ambas afirmaciones son falsas); que la situación clínica y los pulsos se iban deteriorando paulatina y progresivamente (falso); que varias enfermeras no palparon el pulso (falso, solo fue una, y empleó una técnica no fiable); que la lesión de la arteria poplítea produjo una isquemia severa irreversible (falso); que el retraso de 15 horas entre el diagnóstico de la lesión y el traslado fue una decisión mía que perjudicó a la paciente (dos falsedades: el retraso se debió a la indicación de otro cirujano vascular, y no perjudicó a la paciente). Y el abogado Sr. Alfonso Iglesias también me difamó y calumnió públicamente, en sendas ruedas de prensa que organizó (en su campaña de linchamiento mediático contra mí), afirmando que la operación quirúrgica que yo realicé a la paciente 24 horas tras el ingreso fue "innecesaria y superflua" (falso), y acusándome de no atender las llamadas telefónicas que me hicieron desde mi Hospital (falso). Mentiras y más mentiras, y las pruebas lo demuestran.
   He compartido datos y opiniones con vosotros, amigos y lectores. Termino con una idea: cuando una persona causa daño a otra, debe responder por ello. ¿Pensáis que debo hacer algo contra ese abogado? Gracias por vuestra atención y apoyo.

 

 

martes, 14 de noviembre de 2017

Aumenta del paro en Cataluña (y disminuye en Vigo) debido al "Procés" independentista: el caso de los teleoperadores de Danone.

   ¿Quién no conoce el Grupo Danone? Es una importante empresa multinacional francesa dedicada a la alimentación, especialmente a los yogures. Fue fundada en Barcelona hace cien años, y en esa ciudad catalana tiene su sede para España.
   Tengo un conocido que va a empezar a trabajar para ellos aquí en Vigo, junto con otras 20 personas más. Su actividad consistirá en llamar por teléfono a tiendas, restaurantes, colegios, hospitales, residencias de ancianos, hoteles, etc de toda España, para concretar los pedidos y poder notificárselo a los distribuidores de los productos.
   Estos días les están formando a marchas forzadas en un cursillo para que puedan realizar bien ese trabajo. Y mi conocido me ha dicho que uno de los responsables de Danone les ha comentado que han tenido que tomar esa decisión de trasladar o crear este grupo logístico, aparte de por crecimiento de la empresa, porque esta temporada recibían muchos insultos y cancelaciones de pedidos al saber que los teleoperadores les llamaban desde Cataluña...
   Bienvenidos sean los 20 puestos de trabajo para Vigo, pero... qué tristeza para esos 20 nuevos parados que se supone se generarán en Barcelona (o al menos 20 puestos de trabajo menos).
   Son daños colaterales del proceso independentista, por culpa de esos gobernantes de la Generalitat (y sus aliados), fanáticos e ilegales, que nos ha despreciado, pretendiendo robarnos a más de 40 millones de españoles algo que es nuestro, Cataluña: una parte muy querida de nuestra amada España. ¿Acaso se creen que nosotros no tenemos sentimientos ni -lo que es más importante- no tenemos derechos como ciudadanos?
   No puedo dejar de añadir que considero tan culpables del empobrecimiento (entre otros efectos) que esta crisis va a causar, tanto a los nacionalistas como a los diversos gobiernos centrales del PP y del PSOE que durante décadas han dejado crecer esa enfermedad. Espero que ahora no hagan un tratamiento paliativo ni sintomático, sino que vayan a la raíz del problema. Aunque creo que para arreglarlo necesitamos nuevos políticos y nuevos partidos.
   PD: personalmente no estoy de acuerdo con el boicot a los productos catalanes, que perjudica a los ciudadanos, la mayoría de los cuales no son culpables sino víctimas del nacionalismo.

sábado, 4 de noviembre de 2017

La historia del olivo de Vigo, y por qué Vigo se llama "la Ciudad Olívica".

Escudo actual.
   La Iglesia de Santa María, situada en el centro histórico de Vigo, fue construida en el siglo XV en el lugar que ocupaba una antigua iglesia medieval (que según algunos escritores había sido de los Templarios). Fue erigida Colegiata por el obispo de Tuy el 11 de junio de 1497 (durante el reinado de los Reyes Católicos).
   Tenía en su atrio un olivo singular, como los que tienen casi todas las iglesias gallegas: olivos que cuidan los párrocos y abades con el fin de obtener el aceite necesario para celebrar sus ritos sacramentales y litúrgicos (bendiciones, bautizos, unción de enfermos...). 
  Según algunos relatos del siglo XVIII, el olivo de la Iglesia de Santa María de Vigo era especialmente grande y majestuoso. En escritos antiguos se refiere que los vecinos se sentaban a hablar y debatir bajo su sombra, y se afirma que hasta seis o siete zapateros o sastres podían trabajar juntos bajo el olivo sin molestarse (Ver).

El escudo de Vigo en 1840, según Taboada Leal.
"Ramas de palma y olivo", dice en el texto.
   El año 1809 la explosión del polvorín que se había colocado junto a Santa María causó la destrucción del edificio, y sobre sus ruinas se comenzó a construir una nueva iglesia. Parecía el fin del árbol centenario, pero un notable de la Ciudad consiguió salvar un esqueje del olivo, y lo plantó en la finca que tenía en la Puerta del Sol de Vigo.
  Antiguamente muchos pensaban que el olivo era un árbol eterno, y la salvación del olivo de Vigo se consideró casi un milagro. Y así, aquel árbol fue ganado fama, se hablaba de él y de su historia con orgullo, y se convirtió en un símbolo de la ciudad: porque reflejaba su resistencia a la adversidad y su renacer tras la desgracia. Fue en esa primera mitad del siglo XIX cuando comenzó a llamarse a Vigo la Ciudad del Olivo. Y en esas fechas también se comienza a representar el escudo de armas de la ciudad: "un castillo, con una corona, enlazado y rodeado de ramas de palma y olivo", como lo describe Nicolás Taboada Leal en su magna obra sobre Vigo publicada en 1840Según algunos, esas ramas representaban la victoria y la fortuna, y al olivo se le considera el árbol de la paz, la fecundidad, la victoria y la recompensa. A las dos calles que flanqueaban la nueva Iglesia Colegiata (construida entre 1816 y 1834) se les puso el nombre de Calle de la Oliva y Calle de la Palma, como siguen llamándose. El año 1856 apareció el semanario La Oliva (que solo duró dos años), y en 1885 se fundó la Sociedad La Oliva, cuya heredera puede considerarse la actual Federación Viguesa de Peñas Recreativas El Olivo.
Reunión bajo el Olivo de Vigo, en 1936.
Ahora está de moda convocar las xuntanzas
en la farola de Urzáiz, o delante del Marco.
   Aquellos fueron unos años en los que Vigo experimentó un gran crecimiento: se construyó el muelle de piedra, se fomentó la pesca y las fábricas de salazón, se consolidó el puerto como base principal para el comercio con América (lineas regulares desde 1855 con La Habana, Buenos Aires y Puerto Rico), se produjo una explosión demográfica que obligó a demoler las murallas para facilitar la expansión de la ciudad... En 1859, y para conmemorar los 50 años de la reconquista de Vigo, un retoño del olivo fue plantado con solemnidad en el Paseo de Alfonso, que se inauguró ese mismo año, y que fue llamado así en honor del príncipe de Asturias que había nacido dos años antes y que años después fue coronado como Alfonso XII. (La calle del Príncipe de Vigo también se llamó así en honor del mismo Alfonso). Y ese Olivo pronto pasó a ser símbolo principal de la Ciudad. Y lo sigue siendo. Recientemente expertos en botánica han calculado que el olivo del Paseo de Alfonso tiene unos 200 años de vida (Ver) lo que confirma que se obtuvo a principios del siglo XIX como retoño del que estaba junto a la Colegiata.
Atardecer en el Paseo de Alfonso. El
Olivo destaca, a contraluz sobre la Ría de Vigo.
   El actual escudo de Vigo, con el castillo y un árbol de olivo (ver imagen arriba), lo propuso y defendió en 1917, en la Real Academia Gallega, el cronista de la ciudad Marcelino Rodríguez Elías. Recientemente se ha publicado una noticia que refiere el hallazgo de un dibujo de ese escudo en un documento de 1.876 (VER) pero no hay datos que hagan pensar que en esas fechas ya se representara nuestro escudo así, por lo que puede pensarse que es una falsificación. La versión oficial del escudo fue aprobada por el Concello de Vigo en 1987.
   En 1932, durante el gobierno de la II República, un grupo de comerciantes y periodistas de la Ciudad promovió una colecta con la que hicieron una verja metálica para proteger y ensalzar al Olivo (Ver). La placa que colocaron en esa estructura (y que perdura) es de aquella fecha, y su texto dice así:


   DENTRO DE ESTA VERJA, OFRENDA DE LOS VIGUESES A SU ÁRBOL SIMBÓLICO, QUEDA HOY DEPOSITADA POR ELLOS LA PROMESA FIRME DE SU AMOR, DE SU LEALTAD Y DE SU ABNEGACIÓN POR LA CIUDAD AMADA. 14-AGOSTO-1932.




   Aprendamos la lección del olivo de Vigo, símbolo de nuestra ciudad, que acogió bajo sus ramas a todos los vecinos, que sobrevivió a la destrucción y creció gracias al cariño y al esfuerzo de todos los ciudadanos, trabajando unidos. Me gusta especialmente de esa placa que su texto no personaliza en nadie: es mucho más importante destacar que es el conjunto del pueblo de Vigo el que hace las cosas, a que en un momento determinado el alcalde se llame fulano o mengano...

  PD: Creo que no hará falta gastar mucha tinta sobre las leyendas nacionalistas acerca de que en Vigo y en Galicia había muchos olivos, pero los Reyes Católicos los cortaron por venganza u odio a los gallegos... Son pura fantasía, mentiras interesadas (para fomentar el victimismo y el antiespañolismo), y no tienen ningún fundamento: ni en la botánica ni en la historia.
Mapa de la distribución del cultivo de la aceituna en la cuenca del mediterráneo. REF.
Los olivos necesitan terreno muy seco y mucho sol para desarrollarse y dar fruto.
Y los Reyes Católicos no tienen la culpa de que en Galicia llueva mucho...
La ciencia botánica por sí sola resuelve cualquier duda, y desbarata
la "neoverdad" de los nacionalistas gallegos sobre los olivos.

viernes, 27 de octubre de 2017

Carta de amor a un catalán que no quiere ser español.

   Querido catalán: te amo. Te amo especialmente, como a todos los catalanes, porque eres -porque sois- españoles. Y amo especialmente a Cataluña porque es una parte de mi país, de mi patria, de mi estado, de mi nación... me da igual como quieras llamar a España.
    Me duele profundamente que nos trates así -tu y todos los independentistas- al resto de los españoles (de Cataluña y de fuera de Cataluña) que no pensamos como vosotros. No entiendo que nos odies (¿qué te hemos hecho?), ni que quieras quitarnos una parte de lo que es nuestro y a lo que nunca renunciaremos (España con su integridad territorial), ni que defiendas el incumplimiento de las leyes y afirmes que tienes derecho a crear una nueva frontera (separándome de mi familia que vive en Barcelona), y que seas capaz de alegar para defender tu soñada independencia los resultados de una pantomima de referéndum que no sólo fue ilegal sino también irregular (con más votos que votantes en muchas mesas, con personas que votaron cuatro veces...): está claro que los organizadores del 1-O cometieron un fraude, actuaron igual que se hace en las dictaduras (ocultándose para hacer el recuento de votos, por ejemplo), y el referéndum fue un auténtico pucherazo, sin validez moral ni legal, y menos para tomar una decisión tan importante. En ningún caso podéis apelar a la democracia, porque no se han cumplido las mínimas garantías de una democracia... Y además, hablando del gobierno del pueblo, cometéis el fraude de considerar pueblo solo a los independentistas, y no al verdadero pueblo de 47 millones de españoles al que perteneces y que es quien decide sobre lo que nos afecta de manera tan importante a todos los españoles.
  Me entristece mucho el fanatismo que demuestras, aunque te disculpo porque entiendo que vives engañado -se podría afirmar que te han envenenado ideológicamente hablando: y tu visión de la realidad está completamente distorsionada-: te han contado una fantasía sobre una historia de Cataluña que no es cierta, y te han convencido de que todos los problemas que tienes son por culpa de España, de los españoles y del gobierno español... Y perdona que te lo diga, pero demuestras cierta inmadurez al haberte creído todas las mentiras de los dirigentes del proceso independentista (como por ejemplo, que las empresas no se irían de Cataluña...).
   Tu eres catalán por vivir en Cataluña. Me da igual dónde hayas nacido. El lugar de nacimiento no supone o no debería suponer ningún mérito ni privilegio para nadie. Pero cuando tú llegaste al mundo España ya era una nación y Cataluña una parte de esa nación. Y lamento comunicarte que salvo que los independentistas catalanes ganéis una guerra en la que muera mucha gente (quizá tu mismo, y parte de tu familia), o salvo que con el tiempo todos los españoles decidamos que os podéis independizar (no creo que llegue ese día), Cataluña va a seguir siendo parte de España, y los habitantes de Cataluña (que no sean extranjeros) van a seguir siendo españoles. Es lo que hay. Es la ley. Es la voluntad de los españoles: el auténtico y único pueblo con poder en esta cuestión.
   Te confieso que me gustaría y espero que se aproveche esta crisis, la del referéndum, la fantasmada de la declaración unilateral de independencia que hoy celebras, y la inevitable aplicación del artículo 155 de la Constitución, y que todo esto sirva para que hagamos un punto de inflexión en nuestra historia y en nuestras vidas: y que a partir de aquí todos los españoles, de cualquier comunidad en la que hayamos nacido o en la que vivamos, nos unamos mucho más en el amor común a España, y construyamos un proyecto de nación en el que nos esforcemos para conseguir mayores cotas de felicidad y progreso, libertad y seguridad, cultura y solidaridad..., para que desde España contribuyamos a crear un mundo mejor, justo, sin desigualdades y sin fronteras, sin racismo ni violencia... Juntos todos los españoles (cuento con que decidas unirte: piénsalo) podremos conseguir que todo vaya mejor: todos ganaremos.
   Solo me queda decirte que si sigues empeñado en no ser español, respetaremos tu decisión, y que lo expreses libremente y que luches por ello: aunque estoy seguro de que a partir de ahora a los independentistas les va a ser más difícil -por no decir imposible- incumplir la leyes: y lo de que haya políticos o policías que atacan a España espero que no se permita nunca más. Los gobernantes que venga a partir de ahora van a tener mucho trabajo para deshacer el camino que los nacionalistas han andado a través del control de la educación y de los medios de comunicación...: pero ya nos encargaremos los españoles de elegir a nuevos políticos que arreglen este desastre: el cáncer de los nacionalismos y las desigualdades en España.
   Te pido por tu bien, querido hermano catalán, por prudencia, apelando a nuestra condición de seres humanos y paisanos españoles, y por el afecto que nos une o nos pueda unir, que te tomes un tiempo para reflexionar sobre tu españolidad y sus ventajas, que no restan nada (creo que es al revés, lo potencian) a los sentimientos de catalán o de gerundense, leridano, tarraconense, barcelonés, aranés, sabadellense, etc. que puedas tener... Y si a pesar de todo no quieres ser español, entonces te conmino a que dejes de darnos la tabarra (ya nos hemos cansado) y a que vayas pensando en irte de España, y que efectivamente te vayas. Si no quieres ser español tu solución es pedir la nacionalidad en otro Estado: y siempre podrás dedicarte a trabajar, en compañía de los demás independentistas, para tratar de construir una República Independiente de Cataluña,en algún sitio del mundo donde os lo permitan. Te sugiero Cerdeña: y te aconsejo que busques casa en esa isla del mediterráneo antes de que los otros independentistas catalanes se marchen de manera tumultuosa... porque subirán los precios.
   Perdona si esta carta te parece algo agresiva: quizá la vehemencia me ha podido, y te pido disculpas. Pero entiende que yo también tengo sentimientos. Te aseguro que te deseo todo lo mejor, y que lo que te digo me sale del alma. No he sabido hacerlo mejor, pero confío en haberte trasmitido lo esencial. Ahora eres tú el que tiene que decidir si rectificas y seguimos juntos, y arreglamos nuestras diferencias, o si te empeñas en dejar de ser español. Estoy seguro de que para lo primero cuentas con todo el cariño y aprecio de los españoles sensatos, que te amamos y amamos a Cataluña.
   Una forta abraçada,


Otros artículos de este blog que te pueden interesar:
- La parábola del hermano independentista. (Yo también, como todo español, soy "dueño" de Cataluña). VER.
- El caso del sepulcro de Joan de Aragón en Montserrat. Por una ley de memoria histórica que prohíba y sancione las mentiras de los nacionalistas. VER.
- Una buena solución para los independentistas catalanes: que se vayan a Cerdeña, donde pronto podrán conseguir ser la República Catalana a la que aspiran. VER.
- Si todavía se habla el catalán es gracias a España. Tres momentos históricos en los que reyes españoles salvaron a Cataluña de caer bajo el poder de Francia. 1 de 3: El Tratado de Corbeil en 1258. VER.

- Aumenta del paro en Cataluña (y disminuye en Vigo) debido al "Procés" independentista: el caso de los teleoperadores de Danone. VER.

Con un largo historial de ilegalidades, Carles Puigdemont mintió al Collegi de Periodistes de Catalunya. Y según los reglamentos de esa Institución profesional, no puede ser miembro colegiado de la misma, por lo que les he pedido que le expulsen.



  Lo de las mentiras e ilegalidades de Puigdemont viene de hace tiempo. Que mintió en su currículum es algo que todo el mundo sabe. Decía que era licenciado en filología y periodista. Y eso es mentira (Ver).
   Carles Enric López lo descubrió y lo expresó magistralmente en enero de 2016 en su artículo (publicado en Crónica Global) titulado "Puigdemont, ¿un licenciado o un bachiller?" (Ver)
   El actual Presidente de Cataluña terminó sus estudios de bachiller y después se dedicó a la política, colaborando con medios de comunicación nacionalistas y dirigiendo la Agencia Catalana de Noticíes (ACN), un chiringuito de la Generalitat pagado con dinero público para promocionar la causa independentista. De ahí paso a dirigir la Casa de Cultura de Girona en 2002, un puesto que fue otorgado a dedo por la Diputación de Gerona para el que Puigdemont no reunía las condiciones legales exigibles en cuanto a titulación y experiencia; y no se cumplieron tampoco los requisitos de concurso público e igualdad de oportunidades para acceder al puesto; para colmo, el salario que le otorgaron sus amigos que mandaban en la Diputación era mayor que el que le correspondía para ese puesto (VER).
   El año 2006 fue elegido Diputado por Convergencia i Unió, y esos años siguió recibiendo subvenciones públicas de la Generalitat, hasta medio millón de euros (VER), para promocionar su periódico digital "Catalonia Today" (en el que ataca al gobierno central y pide ayuda a los extranjeros, un medio descaradamente independentista que actualmente sigue "chupando" de la Generalitat y es dirigido por la mujer de Puigdemont). Después llegó a ser Alcalde de Girona, antes de acceder al puesto de President (pese a no ser miembro del Parlament).
   Carles Puigdemont es miembro del Colegio de Periodistas de Cataluña desde hace años. Lo he comprobado. Pero también he comprobado que al aceptarle como miembro, ese Colegio incumplió sus propias normas y estatutos, pues para acceder al mismo hace falta ser licenciado en periodismo o al menos tener una licenciatura o grado universitario, y experiencia en medios de comunicación. Y no es el caso: el presidente de la Generalitat reconoció en el Parlament, el año pasado, tras su toma de posesión del cargo que ocupa, que "abandonó los estudios de Filología" (VER). El Diari de Girona le definía como "Filólogo de formación aunque no haya acabado la carrera" (VER).


   En la página web del Col·legi de Periodistes de Catalunya, en el apartado "Uneix-te a nosaltres" se pueden leer (solo en catalán, claro) los requisitos para poder unirse a ellos y ser miembro colegiado de esa institución (VER): "Pots accedir al Col·legi de Periodistes si tens la llicenciatura o grau en Periodisme i/o Comunicació. També poden accedir-hi els llicenciats o graduats en Comunicació Audiovisual sempre i quan demostrin més de dos anys d'exercici professional. També si tens una llicenciatura o grau universitari en una altre especialitat i pots demostrar el mateix període de vinculació laboral en el sector periodístic i/o de la comunicación."
   Puigdemont no cumple esos requisitos, por lo que está en ese Colegio de manera irregular e ilegal : no puede ser periodista colegiado porque no es periodista ni graduado universitario. Por eso he pedido a ese Colegio que le expulse. Es patético. Siento vergüenza ajena.

   PD. Puede ser interesante leer los correos que he intercambiado con ese Collegi de Periodistes. Pongo a continuación los textos:
   - (yo) Les ruego me confirmen si el presidente de la Generalitat D. Carlos Puigdemont es miembro de ese Colegio de Periodistas de Cataluña, tal como figura en sus biografías y en su página de la Wikipedia. Según veo en sus Estatutos e información en Web, para pertenecer a su Colegio es necesario ser Licenciado o Graduado en Periodismo o Comunicación, y en ningún sitio figura que el Sr Puigdemont sea Licenciado o tenga la titulación de Grado requerida. Espero respuesta. Gracias.
   - (ellos) Le confirmamos que el Sr. Carles Puigdemont es miembro del Col·legi de Periodistes de Catalunya. La Ley de Protección de Datos no nos permite facilitar datos personales de  nuestros colegiados y colegiadas, de ninguno de ellos. En cualquier caso, para acceder al Col·legi, hay que cumplir siempre y en todos los casos unos requisitos determinados. Reciba un cordial saludo.
   - (yo) Hola, bon día. Muchas gracias por su correo. Deduzco de su respuesta que el Sr Puigdemont es miembro de ese Colegio de Periodistas de Cataluña a pesar de no cumplir los requisitos que tienen establecidos, por lo que su situación es irregular, ya que los requisitos para ingresar están publicados y el currículum del Sr Puigdemont también, y es evidente que no cumple esos requisitos. Me dirán que ustedes pueden hacer lo que quieran dentro de su organización, pero en la medida en que reciben subvenciones públicas, la ley de transparencia -y/o mi sentido ético como ciudadano-  me da derecho a presentar una protesta ante la Junta Directiva de ese Colegio para que regularicen al Sr Puigdemont, esto es, para que lo expulsen por no reunir los requisitos exigibles para pertenecer al Colegio, o en su caso modifiquen sus estatutos y normas para regularizar su situación. Espero que me digan si me equivoco en algo, y en ese caso en qué. Muchas gracias de nuevo, les saluda y queda a la espera de su respuesta: Pedro Larrauri. Vigo.

viernes, 20 de octubre de 2017

Carta abierta al senador Francisco Martínez, del PP, sobre su entrevista de hoy en Radio Nacional donde demuestra su incapacidad para solucionar el principal problema de España.

*   Estimado Sr. D Francisco Martínez Vázquez, Senador del PP y Portavoz en la Comisión Constitucional:


   Esta tarde por casualidad he sintonizado en la radio (RNE-5) una entrevista, y me gustó lo que escuchaba. Y era usted. Muy bien su defensa de que los catalanes que quieran pueden desear crear un estado independiente, y luchar por ello (lo respetamos aunque no lo compartimos), pero dejando claro después que no pueden ir nunca contra la ley; y muy bien al explicar que los dirigentes de asociaciones nacionalistas encarcelados lo están por "presuntamente haber cometido un delito", pues aún no han sido juzgados, y porque resulta razonable su encerramiento para evitar que sigan cometiendo delitos, como es evidente que pretendían; también muy buena su explicación de que aunque alguien crea que una ley o que una orden judicial es injusta, no puede organizar un tumulto para impedir que esa actuación se lleve a cabo, porque si eso se permitiera entonces viviríamos en el caos, en la ley de la selva; y especialmente interesante su idea de que el gobierno de Cataluña está dando muy mal ejemplo, desde el punto de vista pedagógico, a los ciudadanos, al incumplir las leyes: ¿cómo les van a exigir después que las cumplan si ellos no lo hacen?
   Hago un inciso para confesarle que su partido no es santo de mi devoción, y que aunque respeto a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, como presidente del PP pienso que debería ser juzgado y condenado, e ir a la cárcel como responsable de la corrupción (incluidos despilfarros y connivencias con poderes económicos) de cientos de cargos públicos, corrupción mantenida y encubierta por su partido muchos años...
   Pero volviendo a la entrevista, iba todo bien hasta que el presentador le preguntó, en relación con el proceso separatista catalán, si mirando hacia atrás, a lo que ha hecho su partido, el PP, no se arrepentía de algo. Y ahí usted -como diría nuestro Nobel Cela- "la cagó": demostró ser incapaz de la mínima autocrítica. El entrevistador le sugirió que, en legislaturas anteriores, el PP podía haber cedido ante los nacionalistas para consolidar gobiernos o presupuestos, a cambio de prebendas y de permitirles hacer lo que quisieran; y usted salió por peteneras afirmando que eso era legal, y que quien está incumpliendo la legalidad ahora es el actual gobierno de Cataluña, y que de eso el PP no tiene la culpa... ¡Manda huevos!, que diría su amigo "el identificador de cadáveres".
   Pues le pido por favor, en base a lo que usted mismo ha dicho en esa entrevista (sugiriendo el efecto pernicioso del adoctrinamiento en la enseñanza), que reflexione sobre pedagogía: sobre la maquiavélica pedagogía antiespañola que llevan años aplicando los nacionalistas por su culpa. Y cuando digo por su culpa quiero decir por culpa de los sucesivos gobiernos del PP (y del PSOE, y de todos los políticos que los soportan o que los apoyan), que cobardemente han dejado que todos los escolares españoles que estudian en Comunidades con nacionalismos (e incluyo por supuesto a Galicia donde lo vivo) lleven años siendo envenenados con odio a España y a todo lo español, incluido odio a los demás españoles, también a los que conviven con ellos en su propia Comunidad pero no comparten el dogma del nacionalismo. Y ese es el origen y causa principal del actual problema.
   ¿Como es usted capaz de no reconocer que el PP es corresponsable de lo que está pasando? Lo que no ha dicho en esa entrevista me hace sospechar que es usted otro político populista que prefiere el bien de su partido (que supongo incluye conservar su puesto de senador y sus privilegios) por encima del bien común, del bien de toda España: incluso de su unidad (y por supuesto de la igualdad de todos los Españoles, algo que por la desidia de los sucesivos gobiernos de España cada vez está más lejos de ser real en la práctica, y usted que no es tonto lo sabe).
   Somos muchos los que pensamos -y supongo que Vd también- que el problema de los nacionalismos, y en concreto el golpe de estado que se está dando en Cataluña, es el más grave problema que hemos tenido en este País que se sigue llamando España desde la guerra civil: por el daño que puede hacer a nuestra convivencia y a nuestro progreso, y porque puede acabar destruyendo a nuestro País. Pero es un axioma, o al menos algo exigible a un político mínimamente prudente, aceptar que el primer paso para resolver un problema es reconocerlo y saber cuál es su etiología, su causa. Y usted ha dejado claro que no quiere hacerlo: no quiere reconocer que hasta ahora se ha hecho muy mal...
   Y le pregunto: ¿qué pasa si se aplica el 155, se convocan nuevas elecciones en Cataluña, sale un gobierno parecido al actual, y todo sigue igual? ¿Cuanto tiempo van a aguantar los jóvenes catalanes sin estallar en violencia abierta, en una guerra de secesión? Y eso es lo que cabe esperar que ocurra debido a que les han hecho creer (y lo seguirán haciendo, y cada vez más si los siguientes gobiernos de España no toman medidas para desandar el camino andado en mala dirección) en las escuelas y en los medios de comunicación, que ellos (los catalanes) eran un pueblo independiente y próspero, pero que fueron invadidos por los ejércitos del Rey de Castilla constituidos en un Estado opresor antidemocrático fascista y franquista (no saben ni lo que dicen, pero la verdad les da igual), y que por lo tanto tienen que luchar contra Madrid y contra España a muerte, dando la vida si hace falta al estilo de William Wallace (el héroe escocés popularizado por la pelicula Braveheart)...
   En definitiva, Sr Martínez: le pido (y a todos los dirigentes del PP a los que pueda llegar este texto) que reflexione y que cambie el chip: si de verdad quiere arreglar el principal problema de España, haga limpieza en su conciencia y reconozca su pecado, y el de los líderes de su partido (cada uno en diferente proporción, por supuesto), y ponga remedio.
   Como defendería otro premio Nobel, Mandela: solo la educación es capaz de arreglar los graves problemas del mundo. Reconozcan que desde el PP le han dado al enemigo la munición para combatirnos, y que hay que dar un golpe de timón y la educación no puede seguir en manos de los nacionalistas, que son los principales enemigos de España y de muchos valores pilares de nuestra sociedad (libertad, igualdad, legalidad...). Los nacionalistas con poder han demostrado (quizá haya excepciones, aunque no las conozco) ser gente sin escrúpulos para mentir y para traicionar todo principio de legalidad y respeto, en aras de conseguir a toda costa imponer sus ideales identitarios, racistas y egoístas, profundamente antiespañolas. Y arreglen el problema: porque ustedes pueden hacerlo, y tienen que hacerlo. Aunque quizá les de miedo, o no tengan fuerza moral para ello por la vergüenza que sienten de haber dejado que la situación haya llegado hasta aquí... Pero en ese caso dejen a otros que lo hagan...
   La entrevista terminó, como es habitual en el programa, con el sonido de la canción que usted eligió: "A tu lado", de Los Secretos. Muy bonitas sus palabras: optimismo y buenismo, podemos construir un gran país... pero me han sonado a cinismo. Porque debería reconocer usted que el PP no ha estado al lado (como dice la canción) de todos los españoles que llevamos décadas sufriendo la opresión nacionalista ideológica (y lingüística): han dejado cobardemente abandonados a los ciudadanos de esas CCAA -y especialmente a los niños- en manos de unos fanáticos radicales que han hecho lo que les ha salido de sus Estatutos y más allá...
    Hay un dicho que me resulta muy certero, y que comprobamos a diario los que sufrimos esa opresión que usted en Madrid no sufre: "Los ejércitos tienen soldados, pero los nacionalistas tienen profesores y periodistas". Ojalá la crisis de este drama genere soluciones, y se intervenga efectivamente en la educación y en los medios de información, en Cataluña y en todas las CCAA infectadas. Este problema de España es como una infección mortal: y si el PP no va a la raíz y no consigue extirpar el veneno de lo antiespañol de todos esos ámbitos, entonces su partido no nos vale para esta guerra que muchos queremos ganar. Súmese a la solución, Sr Martínez, y deje de ser parte del problema. Espero que lo haga, le veo capacitado para ello, y le doy las gracias, por su atención, y sobre todo por sus palabras y las acciones que empiece a hacer una vez que reconozca su error y se ponga manos a la obra a arreglar el problema que usted y los suyos han causado.

Otros artículos del Blog que te pueden interesar:
El Manifiesto “Por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña” (de 1981) y sus premoniciones secesionistas.
Los nacionalistas, a favor del derecho a elegir nación pero en contra del derecho a elegir idioma.


* Este artículo ha sido publicado en El Confidencial Digital:
https://www.elconfidencialdigital.com/opinion/denuncias_de_los_lectores/Cinismo-incapacidad-PP-Francisco-Martinez_0_3025497423.html

domingo, 15 de octubre de 2017

Fútbol y nacionalismo: catalanes que son "anti Real Madrid". Las peñas del Barça se quejan de la apuesta proindependentista del Barcelona F. C.

   Muchos hinchas del Barça no son sólo antiespañoles (y por eso pitan y abuchean el himno de España siempre que pueden), sino que también son "anti madridistas" (en relación con el equipo Real Madrid).
   El pasado mes de junio la televisión pública catalana (controlada por los nacionalistas) anunciaba el partido final de la Champions -Liga Europea- entre el Real Madrid y el Juventus de Turín con un vídeo promocional que causó polémica (VER) porque en él ensalzaba al equipo italiano, y les animaban a ganar, a dar la vuelta a la historia, a ser la pesadilla del Madrid... Un portavoz del ente público TV3 respondió a las críticas que les llovieron por el anuncio, diciendo que había sido diseñado para atraer a la mayor cantidad posible de espectadores catalanes, para que eligieran ver el partido en su canal (Ver), porque sabían que a la mayoría de los espectadores catalanes eso era lo que más les gustaría...
   Yo creo que una actitud tan miserable nunca se ha visto ni se verá en ninguna otra televisión pública ni privada en toda España. Y no es un caso aislado: otros medios deportivos catalanes también han mostrado su odio al Real Madrid Ver
   En Vigo hay muchos hinchas del Barça, y lo mismo en todo el resto de España: y cuando el Barcelona juega un partido europeo no son sólo sus hinchas sino todos los españoles los que deseamos que gane como equipo español que es.
   ¿Por qué cuando juega el Madrid muchos catalanes quieren que pierda? Han sido contagiados por el nacionalismo catalán antiespañol. Los nacionalismos imponen el pensamiento único (el creado por los líderes) y hacen a la gente mediocre: les hacen odiar a quien deciden (los líderes) que es su enemigo, y a todo aquello que tenga relación con el.
   Varios estudios hechos encuestando a aficionados de los distintos equipos españoles demuestran que el Barcelona es el equipo más querido mientras que el Real Madrid es el más odiado de España: y sobre todo el Madrid es odiado en Cataluña (66%) y en el País Vasco (Ver).

   En la página lawebdelcule de peñas del Barça denuncian que LA INDEPENDENCIA ESTA PERJUDICANDO AL BARÇA. Copio y pego el texto que han publicado:
   "Desde que los directivos del Barça se han metido en temas politicos apoyando la Independencia de Catalunya, las Peñas se han reducido y cada año hay menos. Por ejemplo: en el 2013, el Barça tenia 1423 Peñas en España y 1537 en todo el Mundo; en el 2014, eran 1267 en España y 1367 en todo el Mundo; y en el 2015, contaba con 1156 Peñas en España, y 1249 en todo el Mundo.
   Todo lo contrario que el Real Madrid, que cada año va aumentando. Por ejemplo, en el año 2013 contaba con 1970 Peñas en España, y en el 2015 el número había aumentado a 2136.
   Como ya hemos dicho, la Política independentista del Club esta haciendo un flaco favor a las Peñas de fuera de Catalunya en España, pues desde hace unos 4 años para acá, muchas se han dado de baja y otras son muy reacias a la inscripción, precisamente por que no les gusta que mezclen la Política con el Deporte.
   "El Barcelona es "més que un club" en Cataluña, porque es la institución deportiva más representativa del País y uno de sus mejores embajadores. También es más que un club para muchas personas del resto del Estado español que vieron en el Barça un firme defensor de los derechos y las libertades democráticas". Así se describen los «valores» de este equipo en su página web oficial.
   Su plasmación simbólica se vio en un Barça-Madrid de la Temporada 2012/2013, cuando el equipo blanco fue recibido en la grada con un mosaico de la bandera catalana. Muchas peñas blaugrana de fuera de Catalunya se quejaron de esto. Y no hablemos cuando en las finales de la Copa de el Rey con presencia blaugrana los aficionados Culés silban el Himno del España.
   Si el Barça es más que un Club, y quieren que las Peñas sigan creciendo y apoyando al Club, los directivos tienen que cambiar su manera de pensar y olvidarse de hacer politica con el equipo, de lo contrario el FC Barcelona irá para abajo, al menos en cuanto al numero de Peñas."

   Termino compartiendo estas ideas que he encontrado en un Blog sobre el odio entre españoles de unas Comunidades a otras: "¿Hasta dónde va a llegar la estupidez humana? No conoce límites. Es decir ¿se puede odiar a alguien por haber nacido en un determinado trozo de tierra? ¿O por tener unas ideas políticas diferentes a las nuestras? O incluso ¿por ser de un equipo de fútbol diferente al nuestro? Lo más significativo es que se los odia aún sin conocerlos. Es decir, se los juzga por ser una colectividad. Es evidente que hay tontos en todas partes. Ya es hora de poner fin a este despropósito. Venimos de ninguna parte y vamos a ningún sitio. Ya decía Otto von Bismarck: España es el país más fuerte del mundo. Llevan siglos queriendo destruirse a sí mismo y todavía no lo han conseguido. Triste ¿verdad?"  (Ver).

Quizá te interese leer de este Blog:
Cómo conseguir que los nacionalistas dejen de pitar el himno nacional.
- Los nacionalistas españoles no existen: son un invento de los verdaderos nacionalistas.
La parábola del hermano independentista. (Yo también, como todo español, soy "dueño" de Cataluña).









lunes, 9 de octubre de 2017

Diez propuestas contra el nacionalismo separatista, a partir del "Ocho de Octubre": el día que los españoles que aman a España salieron del armario.

   Acabamos de vivir el ocho de octubre. El histórico día en que más de medio millón de españoles (quizá un millón) se han manifestado por las calles de Barcelona para decir NO al intento de fragmentar España y de crear un estado catalán independiente (VER). Esos españoles estaban apoyados por muchos más millones de españoles de toda la Nación que no pudimos estar allí físicamente. El ocho de octubre ha sido el día en que los españoles que aman a España han salido del armario.
   Ha sido un punto de inflexión. Está claro que las cosas a partir de ahora ya no van a ser como antes. Se va a acabar el imperio de los matones y mafiosos nacionalistas, cuando manifestar desprecio y odio a España salía gratis... Pero ahora tenemos que ponernos manos a la obra, para evitar que lo que ha pasado en Cataluña (y pasa en otros sitios -Euskadi, Galicia...- a otros niveles) siga pasando o vuelva a pasar.
   PROPUESTAS. Hago unas cuantas propuestas a vuela pluma, que habrá que concretar. Y se las ofrezco a todos los partidos políticos llamados constitucionalistas (PP, PSOE, C´s y otros) para que las desarrollen y apliquen, velando por el bien de España y de todos los españoles por encima de sus intereses personales o partidistas.
   1- Crear un Fiscal especial (y los medios necesarios, que tendrán que ir aumentando según se vayan levantando liebres y seamos más conscientes de la gravedad del problema) para luchar contra el odio a España ("Fiscal antinacionalista"), al estilo de las medidas que se emplean en otros campos, como en la lucha contra la homofobia, el racismo o la violencia de género. Un teléfono gratuito para denunciar abusos. Apoyo a las víctimas del nacionalismo.
   2- Intervenir de alguna forma el sistema educativo en las Autonomías donde se detecte que la educación es antiespañola. Prohibir que los profesores politizados, especialmente los afiliados a sindicatos o a partidos nacionalistas, puedan dar clase y adoctrinar en el odio a España a los menores de edad, convirtiendo en delito esas prácticas. Unificar contenidos que promuevan el amor a España y a todas sus CCAA, en un clima de unidad en la diversidad, sin xenofobias ni discriminación a los que no son de la misma comunidad o no habla la misma lengua, como hasta ahora está ocurriendo (VER).
   3- Libertad lingüística en todas las CCAA, denunciando que la imposición de las llamadas lenguas propias es un arma utilizada por los nacionalistas para inculcar odio contra todo lo que sea español. Igualdad real para todo español para trabajar en toda España, sin barreras que producen endogamia e impiden que los mejores españoles ocupen puestos que se conceden con criterios nacionalistas. Modificar las leyes que regulan el empleo de idiomas en la enseñanza con carácter urgente (ya está en marcha una ILP en ese sentido). Acabar con la imposición de idiomas autonómicos y obligar a usar en todas las instituciones al menos también el español, bajo pena de multa o inhabilitación. Todas las administraciones (Estado, Autonómicas y Locales) deben atender al ciudadano en la lengua oficial que el ciudadano elija, y todos los documentos, toponimia, información pública... estarán disponibles al menos también en español. Los medios de comunicación pública autonómicos no podrán excluir el español.
   4- Revisión  del estado de las Autonomías. Unificación de las legislaciones que marcan fronteras entre ellas. Competencias autonómicas solo para las peculiaridades esenciales, evitando duplicidades absurdas y que arruinan a los españoles.
   5- Eliminar las policías autonómicas.
   6- Intervenir los medios de comunicación públicos politizados, invadidos por los nacionalistas en todas esas CCAA. Persecución del adoctrinamiento y del sectarismos politizado en todos los sentidos.
   7- Cambiar la bandera de España (ver artículo en este Blog donde se razona). Elegir una nueva por concurso y votación, que haga borrón y cuenta nueva de un pasado que nos lastra aunque no queramos: así todos podremos lucirla con orgullo, pues la actual recuerda demasiado al Franquismo. Amamos a España, que tiene al menos cinco siglos de historia, y ese amor no tiene que ser necesariamente a una bandera con unos colores concretos, y la bandera actual es sólo un símbolo que la representa desde 1843. Definir como delito quemar banderas, abuchear al escuchar el himno nacional, o traspasar ciertos límites (a definir) de la libertad de expresión en las ofensas a las instituciones y personas con autoridad, y que representan a España.
   8- Poner letra al himno nacional de España, o cambiarlo por otro con letra.
   9- Establecer ayuda psicológica y pedagógica a los hijos de padres nacionalistas (y a los padres) que han adoctrinado a sus hijos, dándoles clases o cursos para contrarrestar el veneno que les han inculcado (Ver queja al defensor del menor). Empezar por todos aquellos llevados por sus padres como escudos humanos al referéndum ilegal del 1 de octubre, y a todos aquellos a los que los profesores de colegios nacionalistas les han inculcado odio sistemáticamente.
   10- Incluir en el currículum de todos los escolares de toda España la obligación de conocer la misma historia de España, con sus luces y sombras pero libre de mentiras nacionalistas y de auto odio.
   Estas propuesta para empezar. ¿Se te ocurren algunas más?
Barcelona, 8 de octubre de 2017.
El día que la mayoría dejó de ser silenciosa.
   COMENTARIOS. El indigno Sr. Puigdemont detenta en Cataluña un poder delegado por el gobierno de España, y es presidente en esa Comunidad Autónoma gracias a que la Constitución y la Ley imperan en España.
   Con un comportamiento indudablemente desleal y delictivo, él y todo su equipo han impulsado (y de momento lo siguen haciendo, espero que no por mucho tiempo, por las buenas o por las malas) un golpe de estado secesionista: y pretenden conseguir sus objetivos por encima de cualquier impedimento, por razonable y justo que sea.
   Así, pasan de la ley y de los reglamentos parlamentarios, de las resoluciones judiciales, mienten y manipulan los medios de comunicación públicos, manejan políticamente a su policía, a funcionarios, a profesores y a los niños; y arengan a las masas pro-nacionalistas a incumplir la ley, a ejercer la violencia contra la policía, y a despreciar y no considerar catalán a todo aquel catalán que no piense como ellos.
   Es una vergüenza inaceptable en un estado democrático que se pretenda aceptar como fiable un referéndum lleno de irregularidades, sin censo, permitiendo a la gente votar todas las veces que quiera, sin observadores imparciales durante los recuentos..., y en el que se ha demostrado que la Generalitat ha mentido al dar los resultados.
   Pero mucho peor es el fondo del asunto: que se pretenda violar el derecho de todos los españoles, y especialmente de los catalanes que no son independentistas, a decidir sobre algo que nos afecta a todos y es competencia de todos los españoles, ciudadanos de un estado soberano que además tiene más de 500 años de historia. Ellos, unos cuantos españoles que viven en Cataluña (quizá un millón, no creo que lleguen a dos) pretenden modificar nuestras fronteras: quieran decidir por todos los Españoles (ni siquiera han dejado votar a los catalanes de nacimiento que viven en otros sitios de España) y realizar una modificación de hecho (y realizada de forma ilegal, y unilateralmente) de la Constitución Española, Ley suprema que garantiza nuestra convivencia, nuestros derechos y nuestra libertad.
   Esa Ley (La CE) fue aprobada hace 40 años por la gran mayoría de los españoles, de todos, incluidos más del 90% de los catalanes. Y cuando aprobaron la Constitución(nosotros o nuestros padres) no le pusieron fecha de caducidad: y regularon en su propio texto los procedimientos legales para modificarla: y ese sería el único camino por el que tendrían que trabajar los independentistas que quieran conseguir sus deseos (que son legítimos y pueden expresarlos y trabajar por ellos), porque su libertad no les da derecho a incumplir la ley, y si lo hacen deben asumir las consecuencias que ello tiene que tener (por puro instinto de supervivencia de la sociedad, que se tiene que defender de los delincuentes): esa es su única opción. Y la alternativa que tienen si no quieren ser españoles es irse de España (Ver sugerencia).
   Pero tenemos que desandar 40 años de deriva independentista manejada por los catalanistas nacionalistas y antiespañoles para curar la profunda herida de odio (que recuerda a la fratricida guerra civil que nadie quiere repetir) que han causado en Cataluña, y también otros en Euskadi, Galicia...
   Ya nos hemos manifestado. Ya hemos salido del armario. No vamos a volver a entrar. Lo hemos dejado muy claro todos los españoles que escuchamos el ocho de octubre los magníficos discursos de Mario Vargas Llosa y de Josep Borrel(Ver). Pero ha llegado la hora de actuar.

Ref.